El negocio quiere saltar en unos años a otras ciudades. Ofrece una comida urbana con mezclas diferentes destinadas a un público joven, ejecutada por el que fue cocinero de Lata-Barra de San Fernando, José Alberto Muñoz.

 

Se llama La Influense y ya ha nacido pisando fuerte, con ganas de crecer. Se trata de una terraza en la zona de La Barrosa de Chiclana impulsada por varios socios procedentes del negocio de los bares de copas (Manuel Romero, Daniel Escolar y Jaime Iturrioz ), el cocinero José Alberto Muñoz Guimera y el cómico e influencer Jorge Cremades.

El nombre de La Influense se refiere a la actual moda de las redes sociales. Se trata de una terraza en la que sirven una comida urbana, dirigida a la gente joven, pero «casera y bien elaborado». Cuando llegue el mal tiempo, esa comida llegará a casa de los clientes a través de las plataformas de reparto, explica Manuel Romero. Pero los planes de futuro de esta joven empresa van más allá del próximo otoño: se ven abriendo en Sevilla y Málaga en tres o cuatro años, y franquiciando más adelante.

La carta ha surgido de seis meses de pruebas, catas e intercambio de ideas de todo el equipo, señala. Es el cocinero isleño José Alberto Muñoz quien se encarga de los fogones. José Alberto es un cocinero conocido por Lata-Barra de San Fernando, donde se hizo con un premio nacional de bocadillos y algunos de los premios de las rutas isleñas. El cocinero también consiguió destacar en el certamen atunero de Barbate en 2018 con el primer premio tanto del jurado como del público, y Lata-Barra llegó a ser considerada como el mejor bar de comida tradicional de la provincia en una votación popular.

La carta de La Influense es muy original, con mezclas curiosas casi en cada plato. En entrantes encontramos un provolone que «veraneaba en Mallorca», porque lleva sobrasada además de una salsa casera de tomates ahumados. «Desde China con acento catalán» son gyozas de pollo al vapor con romescu, y «Un freidor en Pekin», pan bao con bienmesabe gaditano y mahonesa de su adobo… por poner unos ejemplos.

En platos, meten a Vejer y Amsterdam juntas en un pan gracias a un sandwich de de ternera retinta especiada y ensalada de col, y «El guiso gaditano que emigró de Francia» es un croissant de mantequilla recién horneado relleno de carne al toro deshilachada, mousse de pato y cebolla caramelizada. No faltan pizzas, también con propuestas curiosas, como la que lleva ternera de retinto, jabuguitos y aceitunas chupadedos. También hay platos para los veganos y postres.

Horario, teléfono y más datos sobre este establecimiento, aquí. 

Pinchar para disfrutar de este chuletón