Se trata de chocolate francés cubiertos de una capa de azúcar que le dan aspecto de piedras de diversos tipos. El establecimiento también estrena dos nuevos sabores y cucuruchos sin gluten.

 

La Heladería La Granja está situada en pleno barrio de La Viña de Cádiz, en la calle de La Palma y a pocos metros de La Caleta. Así que cuando le llegaron unos chocolates que simulan ser piedras, tuvo muy claro cómo los iba a vender: son Caleta Stone, las piedras de La Caleta.

Los pequeños dulces están hechos de chocolate francés de alta calidad, que se recubre de una capa de azúcar en una gama de colores similar al de las piedras. Ellos los compran a granel, pero los envasan en paquetes de cien gramos que cuestan unos tres euros, y a la hora de ponerle nombre quisieron hacer un homenaje a la cercana playa.

No es la única novedad en el establecimiento abierto desde esta primavera. Para empezar, tiene dos nuevos helados, uno al que llaman Vital y está hecho con yogur y cereales, pipas de calabazas, bayas de goji, nueces… el otro sabor es de Amaretto. Además, explican que ya tienen en mente algunos más.

También están también disponibles ya en el establecimientos cucuruchos de helados sin gluten, aptos para celíacos.

Más información sobre este establecimiento, aquí.