Con tan sólo unos meses abierto, el establecimiento de Sonia Vázquez se ha reinventado gracias al reparto.

 

La Tasca abrió sus puertas el 31 de enero de 2020, dos meses y medio antes de que se declarase el Estado de alarma. Su propietaria, Sonia Vázquez, encontró una vía de escape en el reparto a domicilio, que comenzó a funcionar a partir del 30 de abril con la carta del establecimiento y caracoles, al poleo y en tomate.

Este es el primer negocio de la cocinera, que antes había trabajado en cocinas de la zona como la de Variopinto, y está situado en la calle Baessipo, cercano de la Iglesia de San José y la plaza de abastos. Su especialidad es la comida tradicional, en formato de tapas y raciones, con productos de la zona. Los platos más demandados son la carne al toro, las almejas a la marinera, el atún encebollao, calamares de potera, croquetas de puchero, gambas en montaditos o fritas con huevos y los pimientos asados.

Tras el parón de los primeros días de confinamiento Sonia y su equipo comenzaron a diseñar una carta renovada para llevar a domicilio sin perder calidad sus guisos. Los pedidos pueden hacerse de miércoles a domingo y esta es la carta (pulsa en las imágenes para verlas más grandes):

El siguiente paso será reabrir el establecimiento. La idea, indica la propietaria, es hacerlo el día 25 de mayo, cuando además de las mesas de la terraza puedan contar con ocho de las quince del interior.

Más información sobre este establecimiento, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome