No es la única novedad: el establecimiento también está trabajando en la puesta en marcha de la venta online.

 

Las ñañaritas es la denominación que la gente mayor de Vejer le da a la zurrapa de lomo para distinguirla de la de hígado, explica Paco Melero. De ahí que su carnicería haya utilizado ese nombre «cariñoso y gracioso» ya en alguna ocasión -denominaron ñañaritos a unos muñecos de lomo en manteca- y que ahora sea el de su nuevo producto: las Ñañaritas de jamón ibérico.

La ñañarita lleva jamón, papada y el que la carnicería considera su «oro líquido blanco», la manteca blanca que, además, actúa como conservante. Se vende en tarrinas de 150 gramos a 2,5 euros.

La idea es una iniciativa del hijo de Paco Melero, Raúl Melero Ruiz. Estudió el Grado Medio de Cocina en San Roque, acaba de terminar el Superior y está trabajando este verano en el negocio familiar. Melero Ruiz, que realizó prácticas en Aponiente, quedó finalista en la VI Edición del Premio Promesas de la alta cocina. Su meta es ser profesor de cocina, pero mientras tanto está aportando nuevas ideas a la carnicería vejeriega. «Queremos innovar», explica. Entre estas nuevas ideas están la ñañarita de jamón, las cajas personalizadas y también la creación de una página web, en la que ya están trabajando, que permitirá realizar compras.

Más información sobre la Carnicería Paco Melero, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome