Se trata de una birra «ideal para comer», explica el restaurante jerezano.

 

La Carboná de Jerez ha lanzado una cerveza propia, bautizada con el mismo nombre del establecimiento. En este restaurante, que rinde homenaje en platos y maridajes a los jereces, ni la cerveza se libra de tener «alma de Jerez».

Se trata de una cerveza especial con malta de cebada madurada en barrica de roble. «Su frescura y ligereza, que la hacen ideal para comer, contrasta de manera sorprendente con su bouquet largo y equilibrado que se mantiene en boca. Madurada en bota de oloroso o lo que se conoce como Sherry Cash, adquiere sutilmente todos sus matices», explican.

Según la nota de cata, se trata de una cerveza de aspecto amarillo dorado con toques anaranjados, espuma blanca y carbonatación media. «Recuerdos a flores blancas como jazmín y azahar, con notas de membrillo y fruta de hueso como albaricoque y melocotón. Goloso paso en boca con un amargor leve y caricias de repostería y notas vínicas».

Cervezas con algo de vino

No es la primera vez que la provincia asiste al nacimiento de una cerveza que guarda relación con el vino. De hecho, también en la ciudad está 15&30, que también madura sus cervezas en botas que han contenido antes vinos de Jerez. Tienes más información aquí:

15 & 30, cervezas que maduran en botas envinadas con oloroso

Hay, además, un precedente algo diferente, una cerveza de vendimia con levadura de Tintilla, elaborada en este caso por La Piñonera de Puerto Real:

La Piñonera crea una nueva cerveza de vendimia con levadura de Tintilla

Aquí, un reportaje sobre el panorama cervecero gaditano:

Espuma de bar

Más información sobre el restaurante La Carboná de Jerez, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz