Entre las novedades, una reinterpretación de la carbonara italiana con judias verdes de navazo y ventresca de atún y un nuevo postre.

 

La Carboná, el famoso restaurante jerezano, reabrirá el día 5 de junio; no era la fecha que se habían marcado al principio, pero explican que han adelantado la vuelta debido a las peticiones de los clientes.

De momento, abrirá todos los días para almuerzos y los viernes y sábados, también para cenas. De momento, porque todo es temporal y se irá modificando según la demanda.

El establecimiento jerezano trae, en su vuelta, platos nuevos. Uno es una reinterpretación de un clásico italiano, la carbonara: unas vainas de Navazo con carbonara de ventresca de atún. Se trata, explican desde el establecimiento, de un plato dende la verdura es protagonista. El cocinero Javier Muñoz, bautizado como el chef del Sherry por su magistral empleo de estos vinos en su cocina,  parte de la receta tradicional de la pasta carbonara y le da un toque gaditano cambiando el queso italiano por otro de aquí, en concreto por queso curado de la quesería El Bucarito de Rota y la panceta por ventresca de atún rojo de almadraba. El lado vegetal del plato será lo que le de también su personalidad. En principio el cocinero utilizará diversos tipos de judias verdes, aunque luego también las irá cambiando por otro tipo de vainas de verduras en función «de lo que me pueda ofrecer Cultivo Desterrado, con los que estamos trabajando». Cultivo Desterrado es una firma de Sanlúcar especializada en el cultivo de verduras dificiles de encontrar en la zona y que está obteniendo un gran éxito en la alta cocina gaditana.

Otra de las novedades está en la carta de postres: se trata de un cremoso de mango, bizcocho de limón, menta y cristal de mandarina.

Más información sobre el establecimiento aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome