El establecimiento, ubicado en la capital gaditana, acogerá catas, charlas… con una programación en agenda y también disponible para grupos.

 

El día 8 de julio, a las 9 de la noche, Calesa de Cádiz desafiará con «gastrorretos» a sus clientes, que tendrán que ser capaces de sortear trampantojos, engaños de enólogos… Será la primera actividad programada de las muchas que acogerá el establecimiento a partir de ahora, a las que se les irá asignando fecha. Pero también se podrán realizar peticiones por parte de grupos para realizar las actividades, según explica José María Moreno (Pepe El Caja). Tanto para reservar las actividades con fecha, como para solicitar la organización de una, hay un número de teléfono disponible: el 626467154.

Pero ¿en qué consisten estas actividades, todas ellas relacionadas con el «disfrute del morder»? Comencemos por la primera, los Gastrorretos. A un precio de 58 euros, está dirigida a grupos reducidos y es una experiencia gastronómica con juego. Hay nueve pasos. El primero es «La Ruleta del chef», una ruleta rusa donde la bala es el picante y hay que adivinar a quién le ha tocado. La segunda prueba consiste en adivinar de qué plato se trata ‘Sin ver’, qué es como se llama la prueba. En la tercera prueba, se presentará ante los comensales un trampantojo y habrá que adivinar qué es sin olerlo. En la cuarta habrá que averiguarlo sin ver y sin oler.

Superada ya la mitad de la sesión, llega la quinta prueba, «El engaño del enólogo», con una hoja de cata por delante que podrá a prueba los conocimientos sobre vinos. La sexta fase será una demostración de cocina con degustación, «aunque siempre diferente». La séptima se convertirá en el «Desafío del barista», la octava llevará a la mesa un «Glamour dulce» («Os vamos a dar un postre, pero algo diferente, os lo vamos a tirar en la mesa, lo vamos a destrozar entre todos, pero quedará como imaginábamos??… solo que hay algo que no cuadra en todo…», describen) y, la novena y última fase estará protagonizada por un cóctel y mucha química y física.

Las otras catas

Esta es la actividad más llamativa, pero no la única. El sumiller Jonathan Cantero dirigirá la cata «Descubriendo nuevas zonas españolas y sus vinos tintos». Cuesta 25 euros y permitirá probar seis vinos. Antonio del Mar, de andaluciadevino.com, dirigirá otra cata sobre «Cádiz y sus cuatro vinos» que cuesta 20 euros.

Las catas no tienen por qué ser de vinos, o no sólo de éstos. Antonio Orozco y Jonathan Cantero ofrecerán una en la que se unirán los quesos serranos y los vinos del terreno, cuatro de cada, que costará 30 euros y que permitirá abordar «historias, maridajes y vivencias entre quesos y vinos».

Una última experiencia aborda la gastronomía desde un punto de vista histórico. Se llama «Columela no es una calle de Cádiz» y en ella Manuel León Béjar hablará sobre «un señor de Cádiz que revolucionó durante XX siglos la producción de vino». Habrá una cata de 4 vinos, mousse de garum y queso Libvm fermentado con mulsum, y el precio de la actividad es de 27 euros.

Más información sobre Calesas, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano