La antigua propietaria del establecimiento abre con nuevo nombre e igual oferta en la céntrica vía.

 

Piccola Roma viene a ser como una nueva versión de la Cafetería Roma de la calle Arcos de Jerez. Este establecimiento, que abrió en 2008 en San Francisco de Paula y se trasladó a la calle Arcos en 2012, cambió de manos el pasado mes de agosto. Su antigua propietaria, Mónica Doña Parra, decidió traspasarlo para abrir un negocio similar en un nuevo lugar, más transitado: la calle Medina.

El nuevo establecimiento conservará la misma oferta que el antiguo. Fotos cedidas.

El nuevo establecimiento conservará la misma oferta que el antiguo. Fotos cedidas.

El nombre, Piccola Roma («Pequeña Roma») es bastante descriptivo: siguen la misma línea que el Roma, pero es mucho más pequeño: han pasado de tener 180 metros cuadrados a sesenta. Pese a tener menos sitio, en el número 38 de la calle Medina siguen ofreciendo sus buñuelos -de hecho, es su producto estrella- , dulces artesanos, helados y pastelería marroquí de elaboración propia. Al igual que hacían en el último año en la calle Arcos, los viernes y sábados habrá cachimbas disponibles.

Teléfono, horario y más datos sobre el establecimiento, aquí. 

Un detalle de la decoración.

Un detalle de la decoración.