La bodega Alvaro Domecq saca al mercado Waler 19 un original combinado basado en el brandy y en el que los ingredientes ya vienen mezclados en la botella

 

Don Alvaro, como lo llaman en la bodega, viajaba frecuentemente a Suramérica cuando era rejoneador. Allí le llamó la atención una bebida, el «Pisco Sour», un combinado que se hace con pisco, un aguardiente, y lima. Le dió vueltas a la cabeza y pensó en la idea de trasladar esa bebida de éxito a Jerez, utilizando para ello el brandy de su bodega, la de Alvaro Domecq, una histórica de Jerez, un casco situado muy cerca de la plaza Madre de Dios, con más de 300 años de vida y que adquirió, junto a otros socios a la familia Aranda con la idea de seguir ligando su apellido a los jereces. Era su manera de actuar cuando la familia dejó «Domecq», una de las grandes del marco.

Está  a punto de cumplir 78 años, pero aún gusta de visitar su bodega frecuentemente para comentar con José Manuel Anelo, el gerente y Alvaro Rodriguez, el director comercial de la firma, el día a día. Ha llegado a la cita conduciendo su propio coche y todavía monta a caballo. Degusta una copa de oloroso 1730, una de las joyas de casa y cuyo nombre hace mención al momento en que se fundó la primera bodega relacionada con la familia, todo tiene su simbolismo en la casa. Don Alvaro comenta las fotos que presiden un gran salón con paredes altas de piedra ostionera que es la zona más noble del edificio. Sobre la inmensa pared imágenes de antepasados de la familia e incluso de una monja que cuidó de Don Alvaro y al que también quiso rendir homenaje. A sus pies un caballo, la otra gran pasión del bodeguero, que fue rejoneador de fama y que en la actualidad también regenta «Campo Abierto», una hacienda situada en Medina y donde se recrea para los turistas como viven los toros en el campo y como es todo el mundo que gira a su alrededor.

La versión definitiva de Waler 19 acaba de salir al mercado hace unas semanas. Se presenta en una vistosa bolleta de fondo rojo, muy parecido al color del combinado. El protagonista principal es un caballo muy colorido que parece saltar por encima del nombre. Waler es el nombre de una raza de caballo, de un pura sangre. Lo de 19 hace referencia a la graduación alcohólica de la bebida que lleva brandy de Jerez, lima, angostura y azúcar moreno.

Waler 19 tiene un atractivo color. Detrás la botella que contiene el combinado. Foto: Cosasdecome

Waler 19 tiene un atractivo color. Detrás la botella que contiene el combinado. Foto: Cosasdecome

Es un cóctel, pero ya terminado. No hace falta mezclar nada. Se puede tomar solo, con hielo o formando parte de otro combinado. El lanzamiento de Waler 19, el primero de estas características que se comercializa desde Jerez, ha supuesto todo un hito para una bodega que cabría encuadrar dentro de las «grandes clásicas». José Manuel Anelo, 45 años, natural de El Puerto de Santa María y en la bodega desde 2003, «señala que es una idea muy personal de Don Alvaro y creemos que nos puede abrir nuevos mercados».

Alvaro Domecq alcanza toda la gama de productos relacionados con Jerez. Tiene fino, manzanilla, oloroso, Pedro Ximénez, cream, vinos viejos reconocidos por el Consejo Regulador, brandy y también vinagre. El setenta por ciento de las ventas corresponden al extranjero, y el resto a España. Su aventura internacional se fortaleció considerablemente en el año 2007 cuando comenzaron a formar parte del grupo Avante Selecta, un grupo especializado en vinos de calidad liderado por el empresario Manuel Jové.

Alvaro Domecq daba así fuerza a su iniciativa bodeguera integrando su firma en este conglomerado especializado en vinos selectos.

Foto: Cosasdecome

José Manuel Anelo, gerente de la bodega y Alvaro Rodríguez, director comercial, en uno de los cascos de la bodega. Foto: Cosasdecome

José Manuel Anelo destaca el caracter artesanal de la firma. Resalta que la producción es pequeña «pero cuidamos mucho nuestros productos. De hecho hemos logrado buenas puntuaciones en las guías de vinos».

Las etiquetas hacen mención a la relación de Domecq con la finca Campo Abierto: La Janda, La Jaca, Alburejo, Viña 98. El cream se llama «Aranda» en homenaje a la familia que tenía anteriormente los cascos que compraron.

La bodega también ha dado pasos en uno de los aspectos de moda en las firmas jerezanas, el desarrollo del enoturismo. Tienen una tienda a la entrada del edificio y también se pueden visitar las bodegas, incluso con un mínimo de dos personas, se hace un recorrido por las naves donde se produce la crianza. También se pueden utilizar los salones para celebraciones y ofrecen catas o comidas con maridaje.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la bodega Alvaro Domecq, aquí.

La gama de vinos de la firma. Foto: Cosasdecome

La gama de vinos de la firma. Foto: Cosasdecome

Los vinos viejos de la firma, reconocidos por el Consejo Regulador como vinos de larga crianza, se embotellan con la marca "1730" y en medias botellas. Foto: Cosasdecome

Los vinos viejos de la firma, reconocidos por el Consejo Regulador como vinos de larga crianza, se embotellan con la marca «1730» y en medias botellas. Foto: Cosasdecome