El establecimiento elabora el pan para estas hamburguesas, que también han entrado en la carta del restaurante.

 

Il Bacio es el restaurante italiano abierto hace ya casi diez años en Chiclana por el cocinero Rubén González Martín, donde no faltan las pizzas y la pasta con toques originales. Ahora, del restaurante surge una marca filial pensada exclusivamente para la comida a domicilio: Klandestino.

Y es que querían ofrecer este servicio, pero algunos de los platos que se elaboran en el restaurante no aguantan bien los viajes, por lo que prefirieron realizar una oferta propia y utilizar una marca diferente para evitar confusiones. Klandestino no se basa en la comida italiana, sino en las hamburguesas gourmet.

Croquetas de rulo de cabra y pimiento rojo caramelizado. Fotos cedidas.

Se trata de hamburguesas de vacuno cien por cien y con un pan elaborado en el propio restaurante. El único pan que no elaboran ellos es el que acompaña a las hamburguesas sin gluten, explica González. Hay ocho tipos de hamburguesas, y también algunas ensaladas, platos para compartir, pizzas y postres (puedes ver la carta aquí). Hay propuestas originales, como el tomate klandestino relleno de crema de foie y manzana caramelizada.

Los pedidos se pueden realizar a través del teléfono del establecimiento de martes a domingo para el servicio de cena (se aceptan hasta las 22:30 horas) y lo sábados y domingos, también al mediodía. Il Bacio actualmente está abierto solo los fines de semana, y gracias a esta iniciativa ha incorporado a la oferta las nuevas hamburguesas y algunos de los platos nuevos ideados para el servicio a domicilio, como las croquetas de queso de rulo de cabra con pimiento rojo caramelizado.

Tomate klandestino relleno de crema de foie y manzana caramelizada.

Hasta ahora, la iniciativa está teniendo muy buena acogida: «Las hamburguesas son de calidad, y la gente está repitiendo», explica el cocinero.

Más información sobre Il Bacio, aquí. 

La Agenda de Cosasdecomé, en Telegram