¿Pez de San Pedro o gallo? ¿Con o sin lunar? Nos adentramos en una historia que empieza con más gallos que un corral y acaba con un par de recetas, una de ellas en vídeo.

 

El gallo se ha convertido en uno de los pescados más caros del mercado. Ha pasado de ser el pescado empanado «para los niños» a convertirse en un producto de lujo, muy apreciado por los sibaritas. Es fácil encontrarlo en las pescaderías a más de 30 euros el kilo y, a la vez verlo, normalmente ya fileteado a precios que no superan los 15. Te contamos porqué ocurre esto… las claves del gallo.

Al final, llegamos a la conclusión de que hay más gallos en el mar que en las granjas de pollos. Está el que es un pescado aplastado con los dos ojos juntos y hacia arriba, modelo acedía, que en realidad son dos especies: Lepidorhombus whiffiagonis y Lepidorhombus boscii. Y después, el que por aquí se llama gallo o pez de San Pedro, también mentado como gallo del lunar… y está el suplente de este: el gallo plateado, el Zenopsis conchifer. Vamos a empezar por el de San Pedro.

El pescado que llevaba una moneda de plata

Pez de San Pedro de las costas gaditanas. Foto cedida

«Sin embargo, para no escandalizar a esta gente, ve al lago, echa el anzuelo, toma el primer pez que salga y ábrele la boca. Encontrarás en ella una moneda de plata: tómala, y paga por mí y por ti», dice Jesús a San Pedro en el Evangelio de San Mateo, dándole instrucciones de cómo pagar a Hacienda, un problema que, como se ve, arrastramos desde hace dos mil años. La tradición cristiana enriquecería esta breve historia y concretaría qué pez capturó el apóstol: un Zeus faber, cuyas llamativas manchas corresponderían a las huellas de los dedos del primer Papa. Estas manchas son el rasgo más distintivo de un pescado gris verdoso, de cuerpo ovalado, muy alto y comprimido, cabezón y bien dotado de aletas.

San Pedro tuvo que hacer una auténtica proeza para capturar este bicho, porque le gustan las profundidades (hasta los 400 metros) y el agua bien fresquita. Come clupeidos (sardinas, arenques…) y gádidos (los peces de la familia del bacalao), aunque también cefalópodos y crustáceos. «Especie de carne muy apreciada pero relativamente poco conocida. Alcanza precios elevados», explican en la ficha de la especie del Ministerio de Agricultura y Pesca. El pescado -según explica un buen conocedor del sector, proveedor de pescado de restaurantes de primera en la provincia- entra en las lonjas en pocas cantidades y a precios muy altos. Además, debido a la fisionomía del animal, tiene mucha merma, lo que hace que el precio de los lomos se eleve todavía más. Advierte de que no se puede comprar jamón a precio de chopped… pero, si nuestro amigo Zeus es el jamón ¿quién es el chopped?

La misma especie, pero esta vez son ejemplares procedentes de Mauritania.

Hay dos tipos de pescado más barato que se vende como pez de San Pedro; uno, en realidad, es la misma especie, sólo que procede de otros caladeros: los de Mauritania. Ni su sabor es el mismo, ni está igual de fresco, porque ha sido capturado bastante más lejos, explica nuestro experto. El otro es un pez muy parecido, sólo que su color es un poco más plateado y no tiene el característico lunar. Si vemos al Zenopsis conchifer sin la parte donde tendría que ir el lunar difícilmente vamos a distinguirlo en un puesto del mercado. Para hacernos una idea de por qué un pez se hace pasar por otro sólo hay que consultar las estadísticas de la lonja que facilita Idapes, un organismo dependiente de la Junta. En lo que va de 2002, a las lonjas andaluzas llegaron 87 toneladas de gallo del lunar, con un valor medio de 8,44 euros el kilo. De gallo plateado fueron más, 141 toneladas, y mucho más baratas: 2,48 euros.

Gallo plateado en un puesto de la plaza. Foto de Cosasdecomé.

Nuestro experto hace un resumen: si vale menos de 25 euros, y tirando por bajo, no es el apreciado pez de San Pedro de por aquí… que además no es fácil de encontrar: en Baleares y Levante está «supercotizado», por lo que es frecuente que acabe allí.

Echamos un vistazo a la nueva web de los Mercados de Cádiz y, efectivamente, no encontramos este pescado fresco por menos de 24,98 euros el kilo… Hay que decir que, si bien en la página se describe como Gallo del lunar y en la imagen se ve claramente un pez de San Pedro, no se especifica expresamente la especie y mucho menos la zona donde han sido capturados los ejemplares. A la hora de comprar, si queremos saber de dónde es nuestro pez de San Pedro, tenemos que hay que comprobar el lugar exacto de la pesca en la etiqueta de la pescadería.

El pez plano

Desde la boutique del pescado Antonio Martín de Algeciras explican que etiquetan a su Pez de San Pedro así; nada de gallo. Y es que la denominación es confusa para muchos (especialmente para la gente de fuera de Cádiz), para los que un gallo es un tipo de pez plano que están muy habituados a ver en sus casas. Se trata en realidad de dos especies muy parecidas entre ellas, el Lepidorhombus whiffiagonis y el Lepidorhombus boscii. «Especie muy apreciada por el consumidor español y que está presente en el mercado durante todo el año, puesto que apenas presenta estacionalidad. A través de un estudio realizado por el FROM, casi el 55% de los hogares declara incluir en su dieta este pescado. Excelente carne, muy blanca, con sabor muy típico y con pocas espinas, muy atractivo para la población infantil. Se denominan gallos de “ración” a los que se comercializan enteros, entre medianos y pequeños, quedando los más grandes para filetear», explican en un informe sobre comercialización de pescado elaborado por el Ministerio en 2006.

Dónde comer el pez de San Pedro

Un pez de San Pedro, dispuesto a someterse a la parrilla de Cataria. Foto de Cosasdecomé.

En Cádiz podemos encontrar varios restaurantes donde sirven el Pez de San Pedro entero: Cataria de Chiclana, Hermanos Carrasco de Jerez, el restaurante Antonio de Zahara de los Atunes o El Campero son algunos de los sitios donde se puede encontrar.

Sin embargo, es más común encontrar este pescado fileteado y con sus lomos rebozados o empanadas (en Jerez, a los filetes de gallo empanado se les conoce como buchones). Así, los podemos encontrar en el Bar Terraza de Cádiz, La Tasca de Jerez o Albur, también en Jerez. Por cierto: que a nadie se le ocurra filetear este pescado en casa, porque hay que conocer muy bien la anatomía del bicho, tener el cuchillo adecuado… y es difícil no dejarse las manos con los pinchos.

¿Quieres saber cómo preparar el pez de San Pedro en casa? Aquí tienes dos recetas:

¿Conoces algún sitio más con versiones memorables de gallo o pez de San Pedro? Contribuye a hacer grande más grande aún la tapatología dejando tu comentario.

En este enlace encontrarás los hallazgos de los tapatólogos, y a continuación, las mejores tapas de gallo que hemos localizado hasta ahora:

La berza jerezana, el atún de almadraba, los chicharitos… consulta aquí todas las guías publicadas hasta ahora.

Ir a la Pescadopedia, la enciclopedia del pescado
Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz