El establecimiento gaditano se está transformando y pasará a ofrecer platos típicos de las ventas de Medina, aunque conservará algunas tapas.

 

Será como una venta de medina, aunque situada en pleno centro de Cádiz, a pocos metros del muelle y de la concurrida calle San Francisco. Gades Tapas se renueva, y el 1 de abril reabrirá completamente transformada.

El propietario del establecimiento, Diego Mateos, es de Medina. «Me he criado en ventas, y creo que es donde mejor me desenvuelvo. Voy a volver a mis orígenes», explica.

Actualmente se está finalizando la renovación del establecimiento. Ahora se puede ver la piedra de las paredes, antes oculta, y también se está dando un papel en la decoración a unas rejas antiguas. Parte de los elementos que componen esta nueva decoración es obra del artesano Juan Miguel Bustillo Robles.

Nuevo logo del establecimiento. Imágenes cedidas.

Gades Tapas viene funcionando como un bar de tapas desde hace cinco años. La transformación no sólo se debe a la procedencia del propietario y cocinero, sino también a un cambio que se ha producido en el edificio donde se ubica. Ahora son ocho apartamentos turísticos de lujo, Llave del Sur.

A partir de su reapertura, el establecimiento ofrecerá Rabo de toro, Carrillada ibérica, Revuelto de tagarnina, Filete de venado… Serán platos, tal y como corresponde a la nueva filosofía ‘ventera’, que parte del convencimiento de que la hostelería ha cambiado y que ahora el público busca comer platos «en condiciones». De la actual etapa sí se conservarán algunas tapas, como el filete ruso, el choco en su tinta con alioli… y de la cocina árabe que han estado realizando el pasado verano se conservará la pastela de pollo.

Gades Tapas abrirá desde las ocho de la mañana, porque conserva también sus desayunos internacionales (más datos aquí) y ofrecerá como postres los dulces elaborados por la empresa puertorrealeña Obrador Fierro.

Más información sobre este establecimiento, aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome