Se puede elegir entre cualquiera de los platos de su carta. De momento lo que más se venden son arroces y frituras.

 

Francisco La Fontanilla acaba de poner en marcha un nuevo servicio de comida para llevar. Según explican desde el establecimiento, intentan ofrecer así una alternativa, especialmente de cara a aquellas personas que o bien tiene miedo de ir a restaurantes o bien prefieren no exponerse por pertenecer a algún colectivo vulnerable.

El sistema funciona de forma fácil: se eligen los platos de la carta, se llama al establecimiento, se encargan y recogen. La carta se puede consultar aquí.

La iniciativa lleva en marcha algo más de una semana y está teniendo buena aceptación; lo que más se lleva la gente a casa son, de momento, arroces y frituras.

Más información sobre este establecimiento, aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome