El establecimiento los ofrece de tres maneras diferentes. También elaboran platos con los molletes y panes de torta de la panadería Eustaquio de Prado del Rey, una de las más singulares de la Sierra

 

La Sierra de Cádiz está muy presente en la carta del restaurante El Faro de Cádiz. Ahora, han incorporado uno de los productos de mayor calidad pero poco vistos en los restaurantes de la provincia, el espárrago verde de Alcalá del Valle.

Mario Jiménez Córdoba, director gastronómico del establecimiento señala que «es un producto exquisito y aunque su temporada es corta hemos querido incorporarlo ahora que está en su mejor momento». Los ejemplares los adquieren en la cooperativa Los Europeos y los presentan de tres formas diferentes.

Así en la zona de barra los ofrecen simplemente templados y acompañados de una vinagreta de verduras «ligeramente aromatizada con vinagre de Jerez porque queremos resaltar su sabor». Asimismo en la carta de restaurante tienen otro plato realiazdo con espárragos, en esta ocasión acompañados con navajas y «adornados» con una salsa verde.

Asimismo el producto estrella de Alcalá del Valle está presente en el menú «Cádiz al cuadrado» el menú degustación que ofrece el restaurante centrado en la cocina gaditana. Aquí es donde presentan la apuesta más rompedora ya que presentan el espárrago, solo la yema y la parte más tierna del tallo, crudos y sumergidos en un ligerísima caldo frío elaborado con galeras y un toque de fino Goleta Tres, un vino en rama de las bodegas Primitivo Collantes de Chiclana. Para elaborar el plato Jiménez Córdoba emplea incluso la piel del espárrago que corta en láminas muy finas y que sirve también cruda en tiras para adornar el plato.

Los espárragos estarán en carta hasta finales del mes de mayo, cuando termine la temporada. Aquí puede ver al completo la carta de El Faro, incluido su menú «Cádiz al Cuadrado».

Alcalá de los espárragos

Pero los espárragos de Alcalá del Valle no son el único producto singular de la Sierra de Cádiz que se puede disfrutar en el restaurante gaditano. También han incorporado a la carta los singulares molletes y el pan de torta que elabora la panadería Eustaquio de Prado del Rey, un horno que sigue empleando todavá para hacer el pan un horno, alimentado con leña, con más de 100 años de antigüedad.

Los molletes del horno moruno

Los molletes los emplean en El Faro para un bocadillo de presa ibérica. Esta se deja en un adobo y luego se corta en lonchas que se pasan ligeramente por la plancha. El pan se unta con yema de huevo curada en sal, lo que la hace muy cremosa y realza su sabor y una crema de ajos, en una recreación sibarita del «pepito» gaditano.

El singular mollete que sirven en El Faro. Foto: Cosasdecome

Las tortas, que son otro pan singular que elaboran en la panadería y que está hecho con masa de pan pero con una forma que recuerda al mollete, las utiliza el cocinero en su interpretación del «dobladillo», el famoso bocadillo del caballa con tomate y mayonesa que hizo famoso el bar de la Punta de San Felipe. El plato, en su versión de alta cocina, lo sirven en el menú Cádiz al Cuadrado y consiste en un tomate, tipo pera, asado, que se rellena con una mayonesa elaborada con el aceite de la caballa en conserva de la firma Paquiqui de San Fernando. Al lado se ponen unas rodajas del pan de torta, ligeramente tostado. El juego consiste en romper el tomate y mezclarlo con la mayonesa que va en su interior y luego arrejuntarlo todo con el pan.

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Faro de Cádiz, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano