Los clientes de La Gallega de San Fernando empiezan a inundar las paredes del bar con dedicatorias a la cocinera que se jubila en unos días

Homenajeamos a una de las grandes cocineras de Cádiz con la publicación de las recetas de tres de sus platos más famosos: El tortillón de patatas, la empanada de atún y las papas a la gallega

 

«La Gallega, felicidad emplatada» dice un mensaje escrito en rotulador negro en las paredes del bar de la plaza de Las Vacas. Hay ya casi una docena de mensajes. Son frases que los clientes del establecimiento han ido escribiendo como homenaje a Elvira Loureiro y Jesús Miguez que en los próximos días cerrarán su famoso establecimiento, regentado por la familia Miguez desde la década de los 60 del siglo XX.

Las rodillas de Elvira Loureiro han dicho que ya está bien. A sus 64 años, cumplirá 65 en noviembre de 2020, la mujer que ha construido «monumentos» de San Fernando como su tortillón de patatas, su empanada de atún o que se inventó las patatas a la gallega ha decidido jubilarse. «Estoy triste para que te voy a decir otra cosa» le va diciendo a todos los que se le acercan para darle el abrazo y para felicitarle por el arroz a la gallega, con sus buenos tropezones de marrajo. «El mérito no es mío, la hace mi hijo» señala Elvira con ese acento tan tierno como los garbanzos de un guiso que están poniendo «acabaito de salir».

Elvira no firma autógrafos da besos. Lleva un polito rojo, con pequeños lunares rojos. Los brazos descubiertos. Los miles de tortillones que ha hecho en su vida le han dejado señal, un montón de quemaduras que se reparten por su piel, como medallas al trabajo.

Aún «no sabemos que día exacto vamos a cerrar, será en estos días pero estamos pendientes de tener en condiciones todos los papeles». Mientras tanto van llamando a todos los amigos de la casa para que pasen por el local y ofrecerles como la última comida, porque hasta para despedirse Elvira es especial.

Cuenta su historia debajo de una foto de Camarón que cuelga por las paredes. «Se me murió mi marido, que era el que estaba con esto junto a sus padres y yo me tuve que venir pacá. Empecé haciendo tortillas para los chiquillos del colegio y ya ves». Su monumental tortilla fue su forma de vencerle a la vida. A medida que crecía el negocio, el número de huevos que le incorporaba el tortillón subía. La última marca eran 28 huevos y «lo meno cinco kilos de papas…Ay, yo que sé. Tu te crees que yo me pongo a pesarlas».

Una de las dedicatorias que hay escritas en la pared de La Gallega. Foto: Cosasdecome

Mientras Elvira atiende a los clientes, su hijo, Jesús Miguez, 45 años, se encarga en la cocina de preparar los guisos y los platos de la casa. «El conoce a la perfección todo mi recetario. De hecho el es desde hace unos meses el que lleva la cocina por mis dolores y esas cosas. Muchas cosas las hace mejor que yo. El arroz lo ha mejorado mucho, se inventó la ensaladilla que ponemos y que es todo un éxito y también hace todas las tartas que ves ahí» dice señalando un frigorífico lleno de tartas caseras entre las que no faltan varias de chocolate y la tarta de almendras típica de Galicia.

No saben que ocurrirá. Si tienen claro que Elvira se jubila, tras más de 40 años en la cocina, y que dejan el local de la plaza de Las Vacas. Jesús señala que «Quiero descansar un poco. Pensar bien que voy a hacer. No tengo claro si abriré algo pequeño o haré otra cosa. Todavía no he tomado una decisión».

La Gallega de San Fernando se ha convertido en uno de los bares más famosos de la localidad. La propia asociación de hosteleros de San Fernando premió la labor de Elvira Loureiro en el año 2018, dándole el premio a la mujer trabajadora. El establecimiento es famoso por varios de sus platos, como su tortillón de patatas, su empanada, su pulpo a la gallega, que ya no servían, un personal arroz caldoso a la marinera y un aliño de patatas creado por la propia Elvira con pimientos «coloraos», cebolla asada y huevos duros.

Aquí las recetas de tres de las tapas más famosas del establecimiento:

Horarios, localización, teléfono y más datos de La Gallega, aquí.

Aquí un retrato de Elvira Loureiro.

Aquí un video del bar La Gallega