El establecimiento isleño elabora un original dulce en el que la fruta está por fuera de la masa.

 

La Tascona de San Fernando ofrece en su surtido de postres uno con el que da la vuelta a uno de los clásicos de la gastronomía gaditana en dulce: el pan de Cádiz.

El postre se llama Pan de Cádiz, piña caramelizada y cerezas amarenas. Según explica David Gómez desde el establecimiento, figura en carta desde el abril y responde un intento a darle «la vuelta a la tortilla», aunque en este caso la tortilla a la que se refiere es este dulce típico.

En el pan, suele haber fruta confitada dentro de la masa. En este caso, la masa no lleva fruta alguna: está elaborada con mazapán, tocino de cielo -lo que incorpora a la receta otro dulce típico de la provincia y da ligereza- y pan de tipo brioche para darle textura. La fruta está en el postre, pero por fuera: son las cerezas amarenas y la piña caramelizada.

El dulce -que cuesta 4,80 a noviembre de 2019- ha tenido muy buena acogida, aunque no ha conseguido desbancar al postre estrella de la casa: el coulant de chocolat con corazón de kinder bueno y helado de vainilla.

No es el único plato curioso, y que juega con la cocina tradicional, que el establecimiento de la calle Real mantiene en carta: también cuentan con unas croquetas hechas de menudo, que se acompañan con mayonesa de hierbabuena.

Puedes ver la carta completa del establecimiento aquí. 

Y la dirección, el horario y más datos, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome