El restaurante ha renovado este año la mayor parte de los platos que componen este menú, aunque se ha dejado aún imprescindible.

 

La pasada temporada, El Campero de Barbate puso en marcha un menú degustación con catorce platos (lo puedes ver aquí) que permitiera a sus clientes acercarse a su gastronomía. Ahora, la Catedral del Atún dobla la apuesta, con dos menús degustación que han sido totalmente renovados… salvo algunas excepciones.

Las excepciones son el Carpaccio de paladar, porque «es algo que tienen que probar nuestros clientes», asegura Julio Vázquez, jefe de cocina del restaurante. Y es que este carpaccio lo tienen ellos en exclusiva, porque el paladar es una parte de la cabeza del atún que sólo trabaja El Campero. Su sabor es potente y lo sirven crudo, cortado a finísimas lonchas aliñadas con piñones del parque de La Breña y un helado de cítricos (limón y lima). Por encima lleva también huevas de tobiko (pez volador). Para acompañar un poco de confitura de higos, que dan un toque dulce de contraste.

La otra excepción es la Punta de ventresca con miso y mostaza, un taco de ventresca hecha a la plancha, muy jugoso y cubierta con una salsa de mostaza, que recuerda a un estofado y se acompaña de una crema de patatas aromatizadas con ajo amarillo y nos espárragos hechos a la plancha.

El menú Susurro de los Atunes tiene, además de Carpaccio de paladar y la punta de ventresca, el Sashimi de ventresca, los Dados marinados con mayonesa de yuzu, el Tartar de tarantelo, el Ceviche de lomo, el Tataki de descargamento con pisto picante, el Morrillo en escabeche de naranja templado, el Jarrete de atún con finas hiervas y chips de ajo, la Facera con salsa de jengibre, patatas, lima y cilantro, la Parpatana asada y, de postre, Limón, jengibre y yuzu, un dulce que tiene de base un bizcocho de zanahoria. El menú cuesta 90 euros, bebida aparte.

El otro menú, Bordonal, es más corto. Ahí está el Carpaccio de paladar y otro clásico: el Mormo encebollao. Además, están el Sashimi de ventresca, los Dados marinados, el Ceviche de lomo, la Parrillada (tarantelo, ventresca y corazón), la Parpatana y el mismo postre que en el menú anterior. En este caso, el precio es de 75 euros.

Aquí una crónica de una comida en El Campero

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Campero, aquí.

La carta de El Campero, precios incluidos, aquí.

La historia de Pepe Melero y su taberna, aquí.

La guía gastronómica de Barbate, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano