La Rosa Negra lleva al casco antiguo de Cádiz un cocina de mestizaje aprendida en Inglaterra.

 

Cerdo cocinado durante horas y deshecho, jarras de queso fundido o macarrones en la hamburguesa. La Rosa Negra, un establecimiento recién inaugurado en la plaza Gaspar del Pino del casco histórico de Cádiz, propone una carta de mestizaje traída directamente de Inglaterra.

Su impulsor es David Sánchez Rosa. Hace cuatro años, este gaditano se fue a Inglaterra a buscarse la vida y acabó trabajando en la ciudad de Beconsfield, en un gastropub propiedad de Laurie Othen, a quien considera su amigo y mentor. Juntos redondearon la carta del pub inglés, y la cosa fue tan bien que incluso abrieron cocina en el otro establecimiento de Othen, un bar consagrado a la ginebra que él mismo elabora. David acabó llevando a Inglaterra a otros siete gaditanos para trabajar con él; hasta consiguieron despachar chicharrones en inglés.

Pero acabo del tiempo vencieron las ganas de volver, y Sánchez dejó esta acomodada ciudad dormitorio de Londres con la idea de repetir en Cádiz la fórmula que tan buen resultado daba allí. Y es que aquí, explica, la oferta de hamburguesas es más uniforme, al menos en comparación con la de un gastrobar inglés, que mezcla infuencias como la texmex o la india, para empezar.

La Challenge, un desafío en forma de hamburguesa. Foto cedida

El negocio lo ha iniciado en sociedad con su hermano Manuel Jesús Romay Rosa y con su primo Salvador Rosa Rodríguez en las cocinas; ambos estuvieron con él en Inglaterra. Han abierto en un pequeño local -el aforo es para poco más de diez personas- que también atiende encargos para llevar y a domicilio. Inauguraron el día 1 de junio con una carta que, poco a poco, irán refinando.

El punto fuerte son las hamburguesas, que sirven con patatas fritas y coleslaw (ensalada de col). También tienen la peculiaridad de llevar algún ingrediente -por ejemplo, cebolla- por encima del pan. Otra de las singularidades es que hay dos ‘tallas’ de hamburguesa y que van por onzas: la de tres es de unos 84 gramos y la de seis onzas, de unos 170 aproximadamente.

El local está en Gaspar del Pino. Foto de Cosasdcomé.

David destaca la Emperador de Roma, pan brioche con pollo empanado, mayonesa, queso parmesano, cebolla crujiente, salsa césar y un aro de cebolla frita por encima. Pero sin duda una de las más llamativas es al Mac Daddy, que lleva ternera, bacon, pulled pork, salsa barbacoa… y macarrones con queso dentro de la propia hamburguesa.

Es una de la más llamativas, pero no la más grande: el premio se lo lleva un fuera de carta que, si te lo comes, no te lo cobran y ponen tu nombre en la pared. Se trata de la Challenge, que mete entre pan y pan un filete empanado de pollo de unos 200 gramos, otros 200 de carne de ternera y 70 de pulled pork, además de jalapeños, cebolla por arriba, patatas y una jarrita de queso fundido.

Además de burguers hay wraps y sandwiches -algunos tienen como ingrediente el queso turco halloumi- y una selección de aperitivos: palitos de mozzarella empanados, parrillada de halloumi y chorrizo, trozos de pollo empanadaos y patatas fritas que se pueden complementar con cuatro salsas y con pulled pork, brisket (un corte de ternera) o queso.

Más información, dirección y teléfono del establecimiento aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome