La hamburguesería Brighton de Cádiz se ha hecho famosa por sus bocadillos. El establecimiento es muy conocido por sus hamburguesas y emparedados de pollo de los que llega a ofrecer hasta 26 variedades diferentes con sandwiches de 3 o 4 pisos

 

Ahora con los códigos QR y el Coronavirus todo ha cambiado un poco, pero hasta hace poco tiempo la carta del Brighton era un impresioante cuaderno de anillas de tamaño folio con varias páginas en las que se van detallando todos sus bocadillos, cerca de doscientos entre hamburguesas, sandwiches y otras especialidades.

El sitio es un clásico del «bocadillismo» de Cádiz y cuenta como clientes desde los sesentañeros que lo vieron nacer allá por 1990 hasta las nuevas generaciones atraidas por esta forma de comer. Lo afirma Antonio López Ortiz que junto a su hermano Paco pusieron el negocio en marcha. Venían ya con experiencia ya que provenían del burguer Royal donde ya habían elaborado sandwiches y hamburguesas.

Pero lo cierto es que el local situado en la barriada de La Laguna se hizo rapidamente un hueco en el competido mundo de la comida rápida en el que apostaron por «hacer las cosas bien con ingredientes de calidad y también por el surtido». La cosa les fue tan bien que incluso ampliaron el establecimiento que cuenta ahora con un comedor y luego una terraza que da tanto a la calle Pintro Clemente de Torres como a Velázquez.

Toni resalta que las hamburguesas y los sandwiches de pollo son los reyes de la carta. No tienen hamburguesas «gourmet» ahora tan de moda y con carnes de renombre. Tienen una sola que les realiza especialmente para ellos una carnicería y que lleva una mezcla de carnes de ternera y cerdo. El pan de estos bocadillos de carne también se los elabora especialmente la panadería El Molino de Cádiz. El más llamativo es uno que tiene más de treinta centímetros de diametro y con el que elaboran la «hamburguesa familiar» un bocadillo gigante que lleva hasta cinco hamburguesas en su interior para cubrir toda la superficie.

Pero la clave del Brighton está en los complementos, en la multitud de posibilidades para acompañar las hamburguesas. Hay más de 50 posibilidades con algunas características llamativas. La más propia de la casa es añadirle al bocadillo una tortilla francesa, una de las especialidades y después está lo de las salsas, con tres especialmente famosas y que elaboran ellos mismos: una de queso Roquefort, otra de alioli y una tercera bautizada con su nombre «Brighton y ques una salsa de tomate combinada con otros ingredientes secretos hasta conseguir una salsa con un toque picante», señala Toni.

Lo del nombre de Brighton lo heredaron ya que en el local había un pub con el mismo nombre y decidieron mantenerlo. Sus personales salsas no solo se la ponen a las hamburguesas. Van en los bocadillos con tortilla francesa, en los perritos calientes, en los serranitos que hacen con filetes de pollo o de cerdo y en la otra estrella de la casa los sandwiches de pollo, una especialidad en la que también destacan, no solo por la demanda que tienen, sino también por el surtido, hasta 26 posibilidades diferentes a elegir entre emparedados de tres o cuatro pisos.

Toni López cuenta sin problemas todos los secretos de sus famosos sandwiches. «Hasta hace poco lo haciamos con pan de la marca Bimbo, pero ahora lo hacemos con el que compramos en el Mercadona que es igual. Dentro buena lechuga, pollo cocido por nosotros mismos» y el toque de la casa que está en pintar los exteriores del pan con un poco de mayonesa «Helmans» que es la que ponen también por dentro a las piezas y que hace que el pan quede a la vez dorado y tierno.

El sandwich de pollo del Bringthon. Foto: Cosasdecome

López señala que no cuentan con servicio a domicilio «porque no damos abasto». De la pequeña cocina del local salen tanto los bocadillos que se consumen en el establecimiento como lo que va para llevar, un apartado que también tiene muchos adeptos. Por si fuera poco la carta ya de por si amplia la complementan con tapas tradicionales. Así, antes de comerte un sandwich de pollo o una hamburguesa puedes tomarte unas papas aliñás, una carrillada, un menudo o unos higaditos encebollaos. Los domingos, como en cualquier bar que se precie, tienen también arroz.  Todo lo hacen ellos. «Pusimos las tapas porque aquí viene gente todos los días a comer y así damos algo diferente. También hay personas que no quieren hamburguesas o sandwiches y así tienen una alternativa».

Las papas aliñás del Brigthon. Foto: Cosasdecome

El Brighton ejerce a la vez como bar de barrio, donde acuden muchas personas a tapear o incluso a comer cada día, con un local de bocadillos para jóvenes e incluso un sitio de referencia para muchos de los hamburgueseros y «sangüichistas» de las ciudad. En el reportaje que hicimos sobre los sandwich de pollo en Cádiz eran muchas las personas que los recomendaban (ver aquí el reportaje).

Ahora tienen pendiente hacer una remodelación del local que pararon por la Pandemia y señalan que seguirán con su surtido característico «y apostando por la calidad que en esto de la comida rápida también se puede hacer» señala Toni.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la hamburguesería Brighton, aquí.