El restaurante inicia temporada con una carta que recupera recetas de hace años, como los calamares rellenos o el carpaccio de pulpo.

 

El Roqueo de Conil ha iniciado su temporada y, una vez más, se adelanta al resto de establecimientos costeros de La Janda abriendo el mismo día de Reyes.

El Roqueo comienza así lo que denomina su «guardia», y lo hace con nostalgias variadas. La carta sigue siendo marinera, con pescados, mariscos y arroces, pero hay algunas novedades que han viajado en el tiempo. La temporada se inicia con incorporaciones que vienen de lejos, con la recuperación de platos antiguos como el Carpaccio de pulpo con ajopapa que elaboraban hace siete u ocho años, el Jamón de mar hecho por ellos mismos que ofrecen desde hace diez años intermitentemente o una receta de Calamares rellenos que es «la antigua de Conil». El relleno esta hecho del propio calamar y exige un trabajo laborioso por el picado a mano de los ingredientes, explica el cocinero José Sánchez.

Otra de las novedades del inicio de la temporada viene de manos del atún salvaje de almadraba. Se trata de unos chicharrones hechos con la barriga del atún, en manteca colorá y que se presentan cortados finitos en papel de estraza. Es un homenaje a un establecimiento mítico gaditano del barrio de La Viña de Cádiz, Casa Manteca.

El establecimiento no tiene demasiada variedad en carnes, por lo que quiere selecciona muy bien lo que ofrece en este apartado con la idea de que sea diferente. Este año, la novedad es todo un clásico: el solomillo Strogonoff, aunque con el ‘toque’ de la casa.

El Roqueo abre todos los días, excepto los lunes, en horario de almuerzo y cena. Teléfono, dirección y más datos, aquí.

Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz