La oferta gastronómica del local será igual que la del primer local. Cuenta con una terraza amplia con una docena de mesas.

 

Se llama La Terraza del Tragabuche y está situado en Chapín, en la calle Amberes (es el local 3, junto a la heladería Dulcinea). Es el segundo negocio de Juan Carlos Borrás tras El Rincón del Tragabuches, que abrió en 2005.

Se trata de un local con una amplia terraza, que ha sido el factor que ha decidido a Juan Carlos. Actualmente, explica, todo el mundo va buscando exteriores. Afuera tiene cabida para una docena de mesas, mientras que en el interior caben cinco con las actuales distancias de seguridad y unas ocho en circunstancias normales.

El local comienza a funcionar temprano, a las ocho de la mañana, para servir desayunos, continúa para los almuerzos y tras el descanso de la tarde abre para las cenas. La oferta gastronómica es gemela de la de El Rincón del Tragabuche: tapas clásicas, y también múltiples propuestas con solomillo de cerdo que hacen al brandy de Jerez, con roquefort o con una crema de puerros. Con esta misma salsa hacen un filete de pargo que fue premiado en una ruta de la tapa. También han obtenido galardones con el solomillo al brandy, la berza, que no tienen todos los días y a la que agregan como toque personal un toque de vino fino, o los caracoles en temporada.

Más información sobre el establecimiento, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano