El 24 de febrero se inaugura Orígenes por Jeremy Mcginley en el club Náutico Puente de Hierro. Las brasas serán las protagonistas en todos los platos, incluso en una ensalada ahumada. Pescado en espetos, arroces o pizzas napolitanas serán algunos de los platos de este completo proyecto.

 

San Fernando contará con un nuevo restaurante en pocos días, Orígenes por Jeremy Mcginley, regentado por el cocinero isleño que le da nombre. Está ubicado en el Club Náutico Puente de Hierro, en el espacio que ocupaba el anterior establecimiento llamado Restaurante Club Náutico.

Mcginley llega para darle calidad y variedad a la oferta gastronómica de la zona con una cocina mediterránea e internacional y un «servicio completo». Todos los platos van a pasar por las brasas, cocinados a la leña. De hecho, cuenta con un leñero de dos metros y medio que apunta maneras. Esto irá acompañado de productos del día, de mercado y kilómetro cero, que configurarán los fuera de carta.

El pescado, productos estrella en el lugar por su ubicación, y el pulpo, estarán preparados en el típico barco de espetos. Como maestro arrocero, Jeremy Mcginley hará sus arroces de autor también en las brasas, en recetas como el arroz al sarmiento, rabo de toro con setas o fideuá. Trabajará también carnes de diferentes tipos y cortes, y también carnes maduradas. Y por supuesto, tendrá una ensalada que pasará por las brasas para darle un toque ahumado. No faltará el apartado de «gastrobar» con tapas.

El punto fuerte del local estará en el horno de leña también para demostración de cocina, ya que estará colocado a la vista de los clientes. Contarán con un pizzero que preparará pizzas napolitanas, dentro de ese concepto de Mcginley de ofrecer un servicio completo dentro del mismo espacio. Además preparará desayunos y brunch, comida a medio camino entre el desayuno y el almuerzo.

El establecimiento tiene unos 180 metros cuadrados, divididos en terrazas y salón, con una capacidad aproximada de 250 personas. El nuevo gerente le ha dado un lavado de cara, con una imagen más orgánica adaptada al entorno. Cuenta con unas espectaculares vistas de San Fernando y el resto de la Bahía por encontrarse en el caño de Sancti Petri.