Es espacio, situado en el hotel Casa Palacio María Luisa, está a punto de estrenar su carta de invierno con platos reconfortantes y siguiendo la línea de emplear productos de la zona.

 

T22 es el restaurante situado en el Hotel Casa Palacio María Luisa de Jerez, inaugurado en enero de 2019, y que ahora afronta una nueva etapa con la incorporación, el pasado mes de marzo, de un nuevo jefe de cocina, Rogelio Albusac.

Albusac es gaditano, aunque pasó su infancia en Riotinto, en Huelva. Animado por su madre, que había visto su vocación desde pequeño, estudió el Curso de Formación de Grado Medio de Cocina en Almonte y, después, en el Superior de Restauración en Mairena del Aljarafe. Desde entonces ha trabajado en un hotel de la costa onubense, como Chef Ejecutivo en Colombia, y, de vuelta en Huelva fue jefe de cocina en el Acánthum de Xanty Elías, el primer restaurante de la provincia en obtener una estrella Michelín. Después de 3 años y medio en este restaurante decidió dar un giro a su vida e ir a Cuba, de chef ejecutivo a Meliá Buenavista en el Cayo Santa María. De vuelta de nuevo en España ha sido jefe de cocina en Paradores.

Ahora, es quien se encarga de la cocina de este céntrico hotel jerezano. Poco tiempo después de llegar decidió renovar toda la carta, porque la cocina que había no era «mejor ni peor, pero sí diferente» a la suya. La idea tras la oferta gastronómica, explica, es que haya productos y recetas cercanos, aunque también tienen cabida influencias de otras gastronomías… por ejemplo, el tiradito peruano es de corvina, y además se acompaña de chicharrón de Cádiz y manteca colorá.

Esta primera carta estaba pensado para la temporada cálida. Albusac tiene previsto hacer dos cambios de carta al año, uno en primavera y otro en otoño, y el de otoño está al caer: explica que seguramente en un par de semanas entrará en funcionamiento.

En esta ocasión no modifica toda la oferta gastronómica. Atrás quedarán algunos platos veraniegos, como el Gazpachuelo de mango con mojama y aguacate, uno de los éxitos de la temporada. Otros permanecen, como el Tarantelo de atún rojo y crema de maíz dulce. Y se incorporan recetas nuevas que pretenden «reconfortar» a los clientes del T22 ahora que llega el frío, como el Lingote de cochinillo cocinado a baja temperatura con puntalette (un tipo de pasta) al azafrán con crema de manzana asada con vainilla.

Además de la carta, el establecimiento cuenta con un menú degustación que también va variando formado por cinco pases, pre postre y postre, y que actualmente cuesta 60 euros (85 con su maridaje).

El establecimiento también acoge frecuentemente diferentes eventos gastronómicos, por lo que conviene estar atentos a sus redes sociales.

Más información sobre T22 aquí. 

…Y además

Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz