El carnicero Alvaro Núñez vende desde Algeciras a toda España carnes de vacuno de alta gama a través de su carnicería virtual «El Mono Sibarita». Las piezas llegan ya preparadas para ponerlas al fuego

 

«Cuando mi mujer se quedó embarazada empecé a darle vueltas al coco para montar algo novedoso en torno a la carne, que es de lo que sé. Quería poner en marcha un proyecto para vender carne de forma diferente, algo que me hiciera competitivo en el futuro. Unos meses antes había viajado con unos amigos a Holanda y allí habíamos probado unas carnes de gran calidad y que no se veían por aquí, así que empecé a atar cabos y surgió El Mono Sibarita».

Alvaro Núñez tiene 36 años. Junto a su padre regenta en el mercado de la Victoria de Algeciras, en la calle sindicalista Luis Cobos, la carnicería Francisco Núñez. La familia es muy conocida en la ciudad porque ya es la tercera generación de los Núñez dedicados al sector. El pionero fue Pepe Núñez, Pepe El Limpio, como era conocido en la ciudad por su aspecto siempre impoluto y «maqueao». Era tratante de ganado y su mujer, Margarita, puso en marcha, la primera de las carnicerías familiares. Ahora son varios los miembros de la familia que se dedican a este tipo de negocio, empezando por la carnicería «Los Limpios» que está en el mercado central.

Alvaro señala que «lo de la carne lo he vivido desde pequeño, desde que con doce años me venía aquí a ayudar a mi padre a preparar el género». Con el tiempo este joven con ganas de hacer cosas nuevas ha adquirido maestría en lo de cortar la carne «y esta es una de las claves de lo que ofrecemos, que las piezas van muy bien cortadas y esto influye en la presentación y también en la textura del producto».

Lo del Mono Sibarita viene porque «yo soy el último mono, soy un modesto carnicero que sólo sé de esto pero que tengo ganas de hacer cosas. Lo de sibarita es porque me lo dicen mis amigos, que sólo me gusta lo mejor a la hora de comer».

Núñez adquiere sus carnes principalmente en Irlanda «aunque también me vienen de otros puntos del mundo. Las traigo aquí a España y aquí las maduramos hasta que están en su punto óptimo». El Mono Sibarita (ver aquí la web) es la única carnicería que hay en la provincia de Cádiz que tan sólo funciona de forma virtual. «aunque no descartamos en el futuro tener también sede física».

Así llegan a casa los pedidos de El Mono Sibarita. Foto: Cedida por el establecimiento.

En total, en la actualidad ofrecen más de una decena de cortes diferentes de carnes: «Todas se presentan de forma muy cuidada, en bolsas de vacío y luego presentadas en unas cajas de cartón. Desde que el cliente hace el pedido hasta que le llegan transcurren tan sólo 24 horas y el transporte se lleva a cabo en frío, con la empresa Seur. En la actualidad tenemos servicio en toda la península, lo único que no trabajamos son las islas porque se disparan los costes de transporte».

El mono sibarita ofrece cortes de carne para asar a la parrilla poco vistos. Así tienen el «Porterhouse», una pieza muy parecida al T-Bone, que tiene como característica que tiene carnes de dos tipos, del solomillo y del entrecot, o también ofrecen el «New York steak» con hueso o sin hueso. Es una zona del lomo del animal que es particularmente tierna y por eso es muy apreciada. Otro de los cortes singulares que tienen es la presa, una pieza muy pequeña y que, por tanto, es difícil de encontrar. Pero la estrella de la casa, comenta Alvaro es el «filet mignon», una parte del solomillo muy apreciada.

El filet mignon. Foto: Cedida por El Mono Sibarita

La mayoría de las carnes que comercializa El Mono Sibarita son de la raza Black Angus irlandesa y suelen ser de animales hembra, aunque también comercializan novillo alimentado con pasto natural. «Nuestra intención es ir aumentando las razas que ofrecemos y para el próximo mes de enero tendremos novedades en este campo, siempre en la vertiente sibarita, de búsqueda de carnes de gran calidad».

La maduración de las carnes varía según los cortes. Las carnes van acompañadas cuando llegan al cliente de información sobre su procedencia. Alvaro recomienda «sacar del frigorífico la carne al menos dos horas antes de cocinarla y quitarle el envase al menos media hora antes para que así esté en óptimas condiciones.

Por el momento, señala, que la mayor parte de sus ventas «están en la zona centro y norte de España donde existe mucha afición por estos productos». La tienda comenzó a funcionar en agosto de 2020 y el carnicero contó para realizarlo con ayuda de la empresa Ad Hoc de Los Barrios que le asesoró para crear la imagen de la carnicería y desarrollar la tienda en internet.

Las carnes de «El Mono Sibarita», además de adquirirse por internet, se pueden también probar en el restaurante de Algeciras Casa Pepe (más datos aquí).

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Mono Sibarita, aquí.

…Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano