Los caracoles y cabrillas del establecimiento son capaces de llegar a Madrid o Barcelona en 24 horas. Y eso que están hervidos.

 

El Pengue de Bornos se une a la oleada de aperturas de establecimientos de las últimas semanas, ofreciendo almuerzos cada día y también cenas de miércoles a domingo. Además, arranca con un servicio que hace que sus caracoles recorran cientos de kilómetros en horas: los envía a toda España.

Caracoles y cabrillas, en la línea de salida. Fotos cedidas.

Marco Antonio López explica que han abierto en plena temporada de caracoles, hasta el punto de que ya tienen señalados en el calendario los días 10, 11 y 12 de junio, cuando Bornos celebrará una Feria del Caracol en la que participarán. Pero es que se ha encontrado con gente de otras ciudades de España que solían acudir a El Pengue en primavera y probar sus caracoles y cabrillas y que este año, debido a los cierres perimetrales, no ha podido. Para ellos, el establecimiento está enviando los gasterópodos a Bilbao, Barcelona o Madrid, donde llegan en 24 horas, en tarrinas de un kilo y preservados mediante frío. Para compensar los gastos de envío, suelen pedir bastante cantidad (ha llegado a encargarle diez kilos en uno solo de estos envíos) y a completar con otros productos de temporada como aceitunas y damascos.

Unos bivalvos.

Más allá de los caracoles, el Pengue reabre con productos de concha (zamburiñas, chirlas), mariscos como gambas y cigalas y pescados de Conil, entre los que cita el borriquete. También es temporada de atún rojo, y allí sirven tartar, tataki, dados de atún a la plancha sobre fondo de salmorejo, atún encebollado y aliños elaborados con las huevas.

Atún sobre salmorejo.

En carnes, tienen ternera gallega a la piedra, que se sirve a medio hacer para que alcance el punto deseado en la mesa, chuletitas de cabrito lechal y asados de cordero.

La ternera gallega.

Una de las novedades de la temporada es una propuesta ideada para la gente más joven. Son platos a un precio de entre ocho y diez euros que van de un wok de verdura con langostinos a un San Jacobo, pasando por una hamburguesa de retinto con crema de queso de cabra de la Sierra. Marco Antonio explica que, en algunos casos, estos clientes más jóvenes son ya hijos y nietos de clientes del establecimiento, que atiende ya a su tercera generación de comensales desde que abrió sus puertas en el año 72.

Magret de pato en salsa de PX y foie

Más información sobre El Pengue aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano