A partir de mañana viernes se venderá ya en la pastelería La Trufa. Está realizado con bizcocho de almendras aromatizado con jereces y coronado con piñones, un producto característico de la ciudad

 

No todos los dulces típicos de una ciudad tienen que ser del siglo XIX. Esto al menos es lo que piensa Francis Mel, 37 años, pastelero de profesión, formado en el equipo de uno de los cocineros más prestigiosos de la zona, Joaquín Ramírez, y desde abril de 2012 con pastelería propia en la ciudad, La Trufa, en la calle Sagasta. Mel ha creado “Piñonera” un rectángulo que se come de 4 bocaos, basado en un bizcocho de almendras, aromatizado con Pedro Ximénez y Oloroso. Por encima un poco de crema alternada con piñones y una gelatina de manzana para darle brillo. Su creación, en la que ha trabajado desde el pasado mes de febrero, pretende convertirse en el dulce típico de Puerto Real.

Mel destaca que hasta el momento la ciudad no tenía un dulce que la representara. De hecho en el año 2011 una asociación local de mujeres, Atenea, planteó convocar un concurso público para buscarlo (más información aquí). La propuesta de Mel se aparta un poco del dulce típico. Se ve que ha sido creado en el siglo XXI. Se aparta de las masas contundentes y secas y ha preferido basarse, utilizando sólo productos naturales, en un suave bizcocho fortalecido con almendras y aromatizado con jereces. La identidad de la ciudad se basa, sobre todo, en la presencia como adorno de los piñones, un producto considerado característico de ella, aunque no se comercializa. Los piñones también protagonizan uno de los platos típicos de la ciudad, la perdiz a la piñonera que se sigue sirviendo en la Venta El Chato y que se creó en la primera mitad del siglo XX.

El pastelero, afincado en Puerto Real desde hace 18 años, presentó hoy en el Ayuntamiento de la ciudad su creación. La venderá tanto por unidades como en unas cajas especiales de regalo con 4 dulces. De esta manera se podrán convertir en un regalo típico de la ciudad. En principio el precio es de 2 euros la pieza individual y 7,5 la caja de cuatro. Al estar realizado con productos naturales el dulce necesita conservarse en frigorífico, pero se mantiene en perfecto estado durante 25 días.

Francis Mel con una bandeja de piñoneras.

Mañana viernes el dulce estará ya a la venta en la pastelería de Puerto Real, en la calle Sagasta (más datos aquí) y está previsto que haya degustaciones del dulce el próximo sábado a partir de las once y media en la plaza de Jesús y a partir de las cinco en la propia pastelería.

Mel espera que el dulce pueda representar a la ciudad en acontecimientos y que forme parte de las muestras que se hagan en congresos o exposiciones en las que participe la ciudad. De hecho hoy ha recibido el respaldo municipal ya que el dulce se ha presentado en la propia Casa Consistorial.

El próximo objetivo de La Trufa será también abrir cafetería junto a su despacho de la calle Sagasta. La idea es abrirla antes de que termine el año y ofrecerán desayunos y meriendas, además de poder tomar un aperitivo con las empanadas que elaboran. Contarán también con terraza en la calle.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la pastelería La Trufa, aquí.

https://carnicaselalcazar.es/es/?utm_source=blog&utm_medium=Gif&utm_campaign=Verano&utm_id=CosasdeCome