Se instalará, junto a un mercadillo y una zona de juegos infantiles, en el centro comercial Arroyuelo, en el centro de Chiclana.

 

El Molino Tapas de Chiclana cerró hace unos meses en Chiclana, aunque su ‘hermano’ pequeño, La Canalla (una terraza de verano con hamburguesería y mercadillo situada en La Barrosa) continuó su actividad durante el buen tiempo. Ahora, han decidido volver a abrir El Molino, aunque en principio será sólo por Navidades y con una ubicación diferente a la original.

Han alquilado desde el 1 de diciembre los espacios situados en el centro comercial Arroyuelo, en la calle del mismo nombre. La zona de restauración estará en lo que fue La Marítima, y su oferta gastronómica retomará la de El Molino, con sus elaboraciones más emblemáticas y muy centrado en las tapas. Además, en el resto del espacio comercial habilitarán un mercadillo navideño, así como una zona de juegos infantiles.

El plan inicial es cerrar el espacio el día 6 de enero, una vez que pasen las fiestas navideñas. «No queríamos dejar pasar la campaña navideña, queríamos montar el mercadillo en el centro, que es una idea que siempre nos ha gustado mucho», explican. Después, con el buen tiempo, volverán a La Canalla.

Los hermanos Adolfo y Ana Ávila Ortega abrieron El Molino Tapas el 12 de febrero de 2012 recuperando la actividad hostelera de la familia. Su padre, José Ávila Jurado, ya tuvo en el mismo local el “Bar Bisté” que se hizo famoso cuando abrió en los sesenta, por sus bistés con papas fritas que se vendían por kilos. Luego pasaría a ser el Bar Chuleta y, a partir de 1968, El Molino, en homenaje a un antiguo molino que estaba en el mismo local. El 28 de noviembre de 2013 se trasladaron a la calle Hormaza para ocupar el local del famoso bar “El Cerro del Trigo”. En julio de 2020 abrieron La Canalla y en 2021 cerraron El Molino Tapas.

Más información sobre este establecimiento aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz