El pescado se sirve a la plancha en rodajas y suele proceder de Huelva.

 

Le llaman lobito, pero en realidad es un marrajo, o más bien, un marrajo pequeño. Es habitual que en los bares de Barbate ofrezcan este pescado, en rodajas y a la plancha.

Alfonso Reyes explica desde la Cofradía de Pescadores de Barbate que el lobito es la denominación que se da en el municipio a los marrajos de pequeño tamaño. Pese a la afición que hay en la ciudad por este pescado, raramente entra por su lonja: explica Reyes que proviene normalmente de Huelva.

Uno de los que los sirve es el Bar Paquete, donde se cocina de la forma tradicional: a la plancha, según explica Juan López Moreno. El propietario de este establecimiento indica que también se consumen por la zona algunos peces más de la familia de los tiburones (los escualos), como por ejemplo el cazón -que suele hacerse en adobo- o la gata, que es aún más pequeña y que se conoce también como pintarroja.

Pero ¿por qué lobito? Pues se supone que por su voracidad; el bicho es agresivo, responde a los estímulos rápidamente y puede alcanzar velocidades de hasta 90 kilómetros horas. Come peces, otros tiburones y no desdeña la carroña. El Isurus oxyrinchus tuene un cuerpo fusiforme y estilizado, con un morro puntiagudo y cónico. Tiene dientes triangulares y agudos. El color de este tiburón es azul acerado en el dorso y blancuzco en la zona ventral, con una mancha axilar negruzca. Según el Catálogo de Especies de Interés Pesquero de Andalucía, alcanza hasta 400 cm, pero no son comunes los ejemplares capturados que sobrepasan los 360 cm y 450 kg de peso.

Vive en grupos, en aguas cercanas a superficie, y es una especie ovovivípara (las crías se desarrollan en huevos que permanecen en el interior de la madre hasta la puesta). Tiene camadas entre 4 a 8 individuos.

¿Quieres saber qué son las ortiguillas, los erizos, y otros productos que se sirven en la provincia? La respuesta, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano