El nuevo servicio ha sido posible gracias a la incorporación de Óscar Jarillo, que tenía una empresa de reparto domiciliario.

 

El estreno ha sido todo un éxito, con entre 30 y 40 repartos al día por las casas de Ubrique. El Laurel ha puesto en marcha un servicio que lleva comida tradicional a domicilio y que ha empezado con muy buen pie.

Según explica Miguel Ángel Rosado, la iniciativa se debe a una especie de fusión. Hace años, el cocinero Óscar Jarillo trabajó con ellos, y posteriormente fundó una empresa de reparto de comida tradicional a domicilio, Degusta Jarillo, que ha estado funcionando varios años. Ahora ha vuelto al establecimiento, y han decidido aprovechar la cartera de clientes que ya tenía, como una forma también de paliar los efectos económicos del coronavirus.

La experiencia comenzó el 6 de julio con muy buen resultado: sólo reparten en Ubrique, pero aún así recibieron entre treinta y 40 pedidos los primeros días. Además, hay gente que va a recoger la comida al restaurante, una de las nuevas posibilidades que ofrecen

El Laurel ofrece un menú de comida tradicional que cuesta 7 euros sin bebidas y que se compone un primero a elegir entre cuatro, un segundo a elegir también entre cuatro opciones y postre. Los platos van variando; todos los días, sobre las cuatro o las cinco de la tarde, envían a sus clientes el menú del día siguiente a través de una lista de difusión de WhatsApp, y ellos van haciendo sus encargos por la misma vía.

Más información y teléfono del establecimiento, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome