El buen resultado obtenido por la pop-up BESO, que amplió su duración por la amplia demanda, ha animado al grupo gaditano a repetir la experiencia con LAB, donde se servirán recetas «muy atrevidas» en un ambiente con iluminación ex profeso y música tecno.

 

Este verano, el Grupo Vélez iniciaba la experienca de las Pop-up (establecimientos efímeros) con BESO, en la gaditana plaza de San Antonio. Esta primera experiencia ha durado tres meses en los que 2300 personas ha podido disfrutar de la propuesta. «Ha sido tanto el éxito de esta experiencia gastronómica que tuvimos que ampliar una semana la fecha de clausura de la misma», explican los organizadores. «Muchos de los que nos han visitado nos comentaban que era una pena que BESO desapareciera, pero es lo que tienen estas experiencias gastronómicas, se ofrecen por un período de tiempo limitado. También es la magia de las pop-up, siempre pueden regresar en un futuro por un día, una semana, un mes…».

Así que, a principios de septiembre y viendo que en Cádiz existe realmente un público que demanda este tipo de experiencias, el grupo propietario del famoso El Balandro (entre otros) decidió apostar por una nueva pop-up. Diseñada de nuevo por la empresa Taste of Cádiz y en colaboración con las mismas empresas que dieron forma a BESO (Energía Creativa, Meditaroma, Lollypop y la propia Grupo Vélez) se empezó a dar forma a LAB, que significa laboratorio en inglés.

Nachos con queso fundido, jalapeños encurtidos, frijoles, salsa casera a la roteña con un toque de picante y coronados de huevos fritos. La hamburguesa de arriba es la gaditana: ternera sobre chicharrones crujientes en manteca colorá, mermelada de naranja amarga, orégano fresco, lechuga batavia y chips de patatas fritas del freidor del Corralón.

El nuevo restaurante abre el 16 de octubre, funcionará los fines de semana y será «totalmente diferente» a la anterior Pop-Up. Para empezar, durará más tiempo: 5 meses. Además, ha sido concebido como un «laboratorio de sabores a través de las hamburguesas, con unas recetas muy atrevidas. Hay que venir con la mente muy abierta para probar propuestas diferentes y originales».

La Spicy: burguer de ternera, verduras salteadas, cebolla crujiente, tomate, lechuga, boniato, frutos rojos, huevo frito, cheddar y mayonesa picante de Sriracha. Opcionalmente lleva japalepeño encurtido. Todas las imágenes han sido cedidas por el establecimiento.

La propuesta juega con los productos y recetas de la provincia, con elaboraciones como las Hamburguesas de pavía de merluza o chicharrones en manteca colorá; hasta tienen como ingrediente las «patatas fritas del freidor del Corralón». También tienen otras creaciones originales como una burger de crema de mantequilla de cacahuete, queso cheddar, bacon y mermelada de grosellas negras. Todas las hamburguesas de ternera se cocinan en horno de carbón con aroma de sarmiento y el pan que usan para todas es de tipo brioche. Puedes ver la carta completa en este enlace.

Tuna Addict: Hamburguesa de atún rojo y cebolleta a la plancha macerada en aceite de sésamo, alga nori, rúcula, mix de salicornia, zanahoria rallada y brotes de soja a la plancha, mayonesa de soja y wasabi, jengibre y lima.

Además, han apostado por las cervezas artesanas de la provincia. «Cada vez comienza a haber más cultura de este tipo de producto en Cádiz y es por ello que hemos decidido maridar nuestras burgers con cervezas artesanas elaboradas en nuestra tierra. Ha sido un trabajo muy bonito de colaboración con diferentes casas cerveceras. Además, que queremos apoyar este tipo de producto y más si es de la provincia».

Tempura burguer: mezcla de pimientos verdes y rojos, zanahoria, calabacín, puerro, bimi y cebolla en tempura cubierto de cheddar fundido, aguacate, salsa agripicante y alioli.

Asimismo, han querido hacer un guiño a los vinos de Jerez, por lo que habrá cocktails elaborados con vinos de Jerez, como un Bloody Mary con manzanilla de Sanlúcar en lugar de vodka, siguiendo con la filosofía de convertirse en un laboratorio de sabores.

En cuanto al espacio, el restaurante la estancia situada al fondo del patio neomudéjar del edificio. «Se ha creado un espacio con una luz ambiental muy especial, muy diferente a lo que se puede ver en otros restaurantes de Cádiz capital, porque LAB es un restaurante de mesa y mantel especializado en hamburguesas». Con respecto a la música, habrá tecno, y explican que este también es un rasgo diferenciador con respecto al resto de la oferta gaditana.

Pavía Passion: paviá de merluza frita, queso raclette, ajo asado, jalapeños encurtidos, pimiento cuerno de cabra frito y mayonesa.

En el patio funcionará LAB Bar, una zona donde todo aquel que lo desee puede venir a tomarse un cocktail o una copa antes o después de cenar. También es posible venir al LAB Bar si no se tiene reserva para cenar y lo único que se quiere es disfrutar de un cocktail «en un ambiente especial y con buena música».

LAB abre viernes y sábados noche de 20:30 a 01:00 y ofrece dos turnos de cenas, a las 20:30 y a las 22:30. Las reservas se hacen a través de la web (aquí).

En el mismo edificio sigue funcionando otro espacio del Grupo Vélez, MIMU, que cuenta con terraza en el exterior.

Hamburguesas con sorpresa (agradable)

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome