El hostelero Antonio Márquez pondrá en marcha en la antigua casa de hermandad de Las Cigarreras Burlesque, un espacio de 350 metros cuadrados donde combinará gastronomía, cócteles y música en directo

 

Era el local más perseguido de la calle Plocia, una de las zonas de bares más concurridas de Cádiz. El hostelero Antonio Márquez, gerente del grupo Sapo, que ya cuenta con otros ocho establecimientos en la Bahía de Cádiz (entre ellos los restaurante La Despensa o Sapo Negro) se ha hecho finalmente con este espacio de 350 metros cuadrados donde desarrollará un ambicioso proyecto hostelero que tocará varias actividades.

Márquez destaca que las obras ya han comenzado y «el sitio llamará la atención porque está todo muy cuidado». La adecuación del local, la antigua casa de hermandad de la cofradía de Las Cigarreras, la está llevando a cabo la empresa Pez Espacio Creativo, una firma con sede en Sevilla y que ya ha trabajado con Márquez en otros proyectos que han llamado la atención en la ciudad como Sapo Negro, un local que funciona como restaurante frente a la playa de Santa María del Mar, en lo que era el Caruso.

Burlesque homenajeará al mundo del espectáculo y en el espacio se combinarán hasta tres actividades diferentes. Por un lado se servirán tanto almuerzos como cenas y también se dará especial fuerza a la coctelería, un sector ahora en auge y que está llevando incluso a la costumbre de acompañar las comidas con estas combinaciones en vez de con vino. La tercera pata de la actividad serán las actuaciones en directo. El local, situado en una especie de plaza que surge por la ampliación de la calle Plocia, contará también con terraza que estará situada junto a la del conocido bar On Egin, otro de los sitios de moda de la zona.

Sobre la fecha de apertura Márquez prefiere ser prudente y no concretar fechas «porque todavía quedan muchas obras y se prolongarán varios meses. Cuando los trabajos estén más avanzados hablaremos de fechas».

El hostelero gaditano Antonio Márquez. Foto: Cosasdecome

Márquez, de 30 años, comanda ya uno de los grupos hosteleros más potentes de la Bahía de Cádiz, el grupo Sapo, que regenta ya, con este nuevo proyecto, hasta nueve locales. Hace unos días ha puesto en marcha también, en la plaza de Las Flores, un nuevo establecimiento en colaboración con el grupo gaditano especializado en cocina oriental Sushi Panda. En concreto han abierto un nuevo local de esta cadena, aunque con una decoración diferente.

El pasado año Márquez también lideró dos operaciones de calado, por un lado se hizo con la gestión del restaurante La Despensa, uno de los locales de producto más conocidos de la ciudad y también abrió Sapo Negro, en el espacio del antiguo Caruso, otro local con «muchos novios».

El hostelero se inició con Capriccio, una pizzería que sigue regentando en el Paseo Marítimo y situada junto al restaurante Arteserrano. A pocos metros también regenta Pez Gallo, una cervecería. El grupo también cuenta con la conocida taberna La Carbonera, situada junto a la plaza de San Juan de Dios o María La Brasa un local de la calle Rosario especializado en carnes a la parrilla. El único espacio fuera de la ciudad de Cádiz es Hippie, una terraza de grandes dimensiones situada frente a la playa de La Puntilla, junto al camping Las Dunas.

Con la idea de coordinar todos estos espacios Márquez ha incorporado a su equipo recientemente al conocido maitre Manuel Núñez, que es ahora el director gastronómico de la firma. Núñez, formado en la prestigiosa escuela de Hostelería de San Roque, ha realizado gran parte de su carrera profesional en locales como el restaurante Antonio de Zahara de los Atunes o Arteserrano en Cádiz.

…Y además

Aquí un perfil del hostelero Antonio Márquez.

Bares para comer junto a la calle Plocia, San Juan de Dios y la Catedral, en Cádiz

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano