Tienen previsto abrir a finales de este año en el barrio de Chamberí donde quieren mostrar la cultura andaluza de la tapa. El establecimiento también prestará especial atención al atún rojo y a las conservas de pescado que se hacen en la provincia

 

Ya tienen local. Está en el número 8 de la calle Eloy González, en el barrio de Chamberí. El establecimiento tiene 280 metros cuadrados y además pueden disponer de una terraza con 10 mesas. Las previsiones de Rodrigo Solis Isorni y Tamara García, que regentan el conocido bar de tapas Don Benito de San Roque, es que antes de que termine el año esté abierto el nuevo establecimiento.

Serán ellos mismos los que se ocupen de la gerencia. En principio barajaron la opción de convertir en franquicia el bar «pero al final hemos decidido hacerlo nosotros mismos para tratar de conservar al máximo la esencia del local».

La idea es que el bar de Madrid, que se llamará igual que el que tienen en el centro de San Roque, «sea un sitio donde se pueda disfrutar del modo andaluz de comer, del tapeo. Queremos que se conozcan las cosas de San Roque, del Campo de Gibraltar y de la provincia de Cádiz y la carta de allí será muy similar a la que tenemos aquí».

De hecho Rodrigo y Tamara alternarán la gestión del bar de San Roque, que seguirá abierto, con el que van a abrir en Madrid. «Tendremos que viajar mucho pero nos hace mucha ilusión esta aventura».

El atún rojo y las conservas, que también se podrán comprar para llevar en un espacio dedicado a este menester, serán los principales protagonistas. Igualmente los vinos también serán en su mayoría de la provincia. En lo estético el sitio también tratará de mantener el encanto del local de Cádiz, una finca del siglo XVIII, «aunque el espacio es muy diferente, señala Rodrigo».

Rodrigo es el que se encarga de la gerencia y de la atención al público mientras que Tamara se ocupa de la cocina. El Don Benito está en pleno centro de San Roque, en una plaza peatonal, pero dentro está lo mejor, en una casa del siglo XVIII restaurada y decorada con gusto. La planta baja es la que funciona como bar. En el patio está el comedor y luego hay barra y otro comedor. En todo el espacio hay una carta única a base de tapas, medias y raciones para compartir. Hay una carta fija y después un amplio apartado de sugerencias. Tienen varias tapas que han obtenido premios de rutas y concursos gastronómicos.

El establecimiento lo fundaron en 1974 los hermanos Benito y Flor Isorni, nacidos en Francia. De hecho lo que pusieron en marcha fue un restaurante especializado en cocina francesa igual que otro que tenían en Marbella, ambos, además, con el mismo nombre, Don Benito. El establecimiento, según destaca Rodrigo, el hijo de Flor, llegó a aparecer citado en la guía Michelín, como establecimiento recomendado, aunque sin estrellas. En 2007 se hace cargo del local Rodrigo Solis Isorni, hijo de Flor, que cambió completamente la filosofía del local que deja de ser restaurante para convertirse en bar de tapas.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Don Benito bar de tapas, aquí.

Otras historias gaditanas en Madrid… y algo más de San Roque

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano