Malas Jierbas les ha reservado una parcela para las verduras que el establecimiento elija. La carta, ahora con nuevos platos, está libre de gluten y de lactosa.

 

El Escondite de Conil ha reabierto tras una puesta a punto de sus instalaciones, y lo hace con novedades.

La más importante es el acuerdo al que han llegado con los agricultores de Malas Jierbas, que les reservan una pequeña parcelita para cultivarles las verduras que ellos deseen. «Es algo muy similar a tener huerta propia», explica Íñigo Oller, que indica que el restaurante seguirá haciendo pedidos a Paco Vázquez, al que considera «el mejor frutero de la zona».

Por lo demás, la renovada carta sigue estando libre de gluten… y también de lactosa. Sólo hay dos platos que la tengan, pero cuentan con una versión ‘sin’, explica Oller. Sigue también la misma filosofía: «Tierra, cercanía, y sobre todo mucho cariño y mucho amor».

Con respecto a las novedades de la carta, muchas son de cuchara y calentitas. Se incorporan un Consomé al Jerez y una Sopa de cebolletas baby gratinadas con queso Hermanos Mangana, además de «Nuestra interpretación del puchero gaditano servido en copa de Martini» y un Revuelto de setas de temporada con cebolla caramelizada al PX. También se une a la oferta del establecimiento una Crema de manzana ecológica, curry rojo y amontillado, un Rabo de vaca retinta al estilo cordobés con patatas fritas hechas al momento y Solomillo de retinto A la broche con salsa española, castañas y manzana caramelizada.

El pescados, las novedades son una Crema de carabineros con caviar de cítricos picante y Papas con chocos y langostinos al estilo del El Escondite, y en atún, «El encebollado como lo aprendí en Conil» y Costillas con salsa de mostaza y algas.

La carta se irá complementando cada día. «Siempre habrá sugerencias, por ejemplo solemos tener una lasaña de atún con espinacas muy buena», aunque esta temporada la espinaca será sustituida por una acelga roja con la que le han tentado en Malas Jierbas.

Más información sobre El Escondite, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz