El popular mesón grazalemeño ha reabierto de la mano de dos hosteleros de la zona, Antonio Domínguez y Eva Pérez, que mantienen su esencia gastronómica y platos más afamados, aunque añadiendo nuevas incorporaciones como el rabo de toro o el venado en salsa de PX.

 

Aunque su existencia peligró durante algunos meses, el cordero y la trucha han vuelto a cobrar vida en el Mesón El Simancón de Grazalema. El cierre del establecimiento en enero de 2021 hizo que estos afamados platos vieran tambalearse su futuro más próximo. Pero por poco tiempo. El Simancón ha reabierto de la mano de dos hosteleros de la sierra de Cádiz: Antonio Domínguez, también propietario del bar Kiboca de Grazalema, y Eva Pérez, de larga trayectoria en la restauración de Zahara de la Sierra. Y ambos han decidido mantener la esencia gastronómica del popular mesón y eso conllevaba respetar tres de sus platos referentes: el cordero al horno, las chuletillas y la trucha a la plancha con o sin jamón. «Era algo que desde el principio teníamos en mente pero que la gente también nos pedía», manifiesta Domínguez.

La trucha siempre ha sido uno de los clásicos del establecimiento. Foto cedida por El Simancón

La trucha siempre ha sido uno de los clásicos del establecimiento. Foto cedida por El Simancón

 

A estos clásicos, Domínguez y Pérez han añadido carnes de caza entre las que destacan el rabo de toro, la carrillada y el venao con salsa al Pedro Ximénez. También, según explica Domínguez, están gozando de gran aceptación propuestas como los pimientos del piquillo relleno de mariscos, o la carta de postres caseros con el cremoso de queso payoyo y el flan de castañas a la cabeza. Al frente de la cocina se encuentra las que el propietario define como «dos experimentadas chefs de Grazalema, mi madre Antonia Pérez y Silvia Ramírez, cocinera de toda la vida»

A nivel estético, explican Domínguez y Pérez, se ha respetado la decoración del establecimiento aunque eliminando algunos objetos como cabezas de ciervos de la zona superior de la pared «para no saturar demasiado al cliente». Aún así, el espacio conserva su aire rústico y rural.

 

Más sobre El Simancón, aquí.

…Y además

Aquí más noticias y la guía gastronómica de Grazalema