El establecimiento sanluqueño, de los mismos propietarios que El Mirador de Doñana, se ha renovado por completo.

 

Después de 21 años, chiringuito Inesperado inicia el viernes 15 de julio una nueva temporada como un «restaurante al mar»: ha sido renovado de arriba a abajo y ahora abrirá todo el año con un concepto y proyecto nuevos.

Inesperado está en la playa de La Calzada, en el mismo sitio de antes, aunque a lo largo de tres meses de obras se ha transformado en una «edificación única en las costas de Cádiz, de construcción moderna, tipo industrial-chic, con una decoración elegante y ecléctica en diferentes espacios, como su confortable zona de restaurante, la informal terraza beach-bar y el área chill out», explican desde el establecimiento.

No sólo cambia el exterior, sino también la propuesta gastronómica. La jornada comienza a las ocho de la mañana con los desayunos, de corte innovador, con platos con huevos, salmón…  A partir de las doce entra en funcionamiento la carta denominada Terraza Beach Bar, que estará disponible hasta las doce de la noche. En ella hay elaboraciones clásicas sanluqueñas, aunque «con un toque divertido, como sus ensaladillas o frescos salpicones, elaborados con diferentes pescados y mariscos, sus chapatitas de crujiente pan con diferentes rellenos o sus variados fritos del mar». Por su parte, la Carta de Restaurante está disponible en horario de comidas y cenas.

El equipo. Fotos cedidas.

Explica José Manuel Parejo (Pigüi) que han buscado diferenciarse de la oferta gastronómica que puede encontrarse en el entorno. La propuesta se basa en una cocina de la zona, «cuidada, y con el producto de mayor excelencia, elaboraciones con técnicas de cocina contemporánea, toques internacionales y aromas de brasa», dicen desde el establecimiento. Entre sus entrantes fríos, se encuentran propuestas como el Salmorejo ahumado de tomate de corazón de buey e ijada de atún con huevo y picadillo, la Cazuela fría de pimientos y sardinas asados a la leña con cebolla pochada, tomate, pipil de pimientos con jugo de las sardinas y una mayonesa de piparras, un Crudito de pescado de roca con adobo japonés y fritura de tempura que se presenta en el cuerpo del propio pescado, imitando una ancestral costumbre nipona, las Tablas de chacinas caseras  con oca en manteca de chicharrones, presa ibérica de bellota marinada (especiada de tal manera que su sabor recuerda al de un lomo ibérico curado, aunque en realidad esté sin curar), y picaña de vaca acecinada con aromas de brasa, cruda. Desde Inesperado también destacan en este apartado el Tartar de pato madurado y ahumado con patatas fritas y huevo campero.

Entre sus entrantes calientes están las croquetas de langostino de Sanlúcar a la brasa, servida con un langostino crudo encima que se flamea en la mesa, y de Mejillón tigre y escabeche, servida con un mejillón encima y mayonesa de escabeche. También tienen “Tortillas Inesperadas a la cazuela”. Se sirven en una cazuela, en el fondo de ella una patata confitada con cebolla pochada, encima una espuma de patata, dos huevos poché y completamente tapada por una crep de tortilla francesa, la tortilla es terminada en mesa por el equipo del restaurante, el cual rompe y remueve todos los ingredientes ligándolo todo. Hay dos tipos: de Boletus y trufa y de Langostinos de Sanlúcar y salsa verde.

Otras propuestas son la Ventresca de atún de almadraba a la llama, teriyaki de mariscos y apionabo, el Tajine de albóndigas de langostino y huevos de choco y el Huevo de oca frito con carabinero a la brasa y hongos de temporada, un plato que se sirve solo en temporada, de primavera a octubre.

Entrando en los platos principales, hay Arroces y Fideuás, un apartado donde se puede elegir entre arroces secos de una capa, arroces caldosos o crujientes fideuás. En «Nuestros Cortes de Pescado» tendrán cabida los pescados y mariscos llegados ese mismo día de la lonja, que se ofrecerán a modo de sugerencia del día y se cocinarán a la espalda o a la sal, pudiendo elegir entre diferentes salsas y guarniciones para acompañarlos. Y por último está la sección “Nuestros Cortes de Carne a la Brasa” donde hay Pollos picantones, Presas ibéricas, Supremas de cochinillo, Lomos y chuletones de diferentes razas de vaca madurada… Se hacen a la brasa y se acompañan de guarniciones a elegir.

En postres están Chocolate, Limón, Queso y Manzana. Hay carta de cócteles y otra de vinos, tanto nacionales, como europeos, haciendo un énfasis en los caldos del Marco de Jerez y las bodegas de Sanlúcar.

Más información sobre este establecimiento aquí. 

…Y además

50 chiringuitos para comer muy bien en la provincia de Cádiz

 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz