El establecimiento ofrecerá cada semana nuevas tapas fuera de carta.

 

El Castillo de Medina acaba de estrenar una carta de tapas, que además irá incrementando cada semana con sugerencias.

Las tapas llegan al establecimiento con el buen tiempo, explica Juan Manuel Ballesteros. El cocinero destaca entre los nuevos platos la Bomba de atún. Se trata de atún confitado que mezcla con el fumé de sus propias espinas, patata cocida, una crema marinera y huevo duro, y que después se rellena con un poco de wasabi. La bomba lleva una cobertura de alga nori, se reboza con huevo y panko (pan rallado japonés) y se acompaña con mahonesa del atún.

También figura en la carta una Mini ensalada de atún rojo confitado con mahonesa de su aceite, un pan bao con carrillera de ternera, coulis de mango y frambuesa, un choco con crema marinera, un salmorejo cordobés con los ajos tiernos que ellos mismos cultivan o el queso frito con miel de caña.

La carta permanecerá disponible durante todo el verano y convivirá con la de platos del establecimiento y con otra que va variando y en la que tiene cabida la recuperación de antiguos ingredientes en desuso.

Esta es la carta de tapas:

Más información sobre el establecimiento aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano