El establecimiento se ha sometido a una remodelación. Lo más llamativo es la incorporación de tres casetas blancas y rojas que imitan a las que había en los años ochenta.

 

El Castillito de Chiclana está situado en la playa de La Puntilla de El Puerto y es un sitio peculiar: la parte del bar esta en todo un Bien de Interés Cultural, una bóveda militar del siglo XVIII, la batería de La Laja. Ahora, el establecimiento ha reabierto tras un reforma que ha dejado al descubierto la piedra ostionera del arco y la bóveda del BIC… aunque eso no es lo más llamativo.

Lo que más ha llamado la atención de los visitantes que han acudido el primer fin de semana de apertura -el primero de mayo- ha sido la reaparición de unas casetas playeras blancas y rojas, cuarenta años más tarde de su desaparición de esta playa. En La Puntilla había antiguamente en la arena una hilera de estas casetas, inicialmente con el fin de cambiarse. Sin embargo, recuerda Alfonso Mayo, encargado de El Castillito, había quien tenía dos y las había transformado en un miniapartamento de playa…

Aspecto actual de la terraza. Fotos cedidas por Gente de El Puerto.

En el caso de las de El Castillito, lo que ha ocurrido es que han reorganizado las edificaciones anexas a la bóveda defensiva. Han arreglados las cocinas y el almacén, y los baños se han instalado aparte, y en estas llamativas tres casetas. No es el único cambio: la zona cubierta fija de la terraza se ha reducido a la mitad, y se ha instalado una zona con toldos donde estaba la otra parte, no sólo para renovar el espacio sino también para cumplir con las exigencias legales de ocupación de superficie.

El establecimiento actualmente permanece abierto de 12:00 a 20:00 horas, con la idea de empezar con las cenas a mediados de junio si el tiempo acompaña.

Más información sobre el establecimiento aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano