En poco tiempo han aparecido seis interesados, tres de ellos del mismo Campo de Gibraltar y el resto de diferentes puntos de España.

 

Sería imposible franquiciar la casa del siglo XVIII que acoge a Don Benito Tapas de San Roque, pero sí que se puede exportar su espíritu con detalles en la decoración y locales cuidados, y sobre todo, sus recetas.

En el establecimiento llevan trabajando para crear la franquicia desde el pasado mes de enero. Acaban de ofertarla, y ya tienen tres pretendientes en el Campo de Gibraltar y otros tres en diferentes puntos de España, en Sevilla, Murcia y Bilbao. La idea de franquiciar, explica desde el establecimiento Rodrigo Solis, se la dieron clientes convencidos de que la fórmula de Don Benito podía funcionar más allá de su localidad de nacimiento.

El negocio abrió a mediados de los años 70. Fueron dos hermanos franceses, Benito y Flor Isorci, quienes lo pusieron en marcha. En 2007, ya con Rodrigo Solis a cargo del establecimiento, este pasó de restaurante a un bar de tapas con recetas propias, con espíritu andaluz pero alguna influencia de su pasado francés. Tienen varias tapas que han obtenido premios de rutas y concursos gastronómicos. Los más solicitados un queso cremoso de cabra en hojaldre o una tosta de pan rústico con secreto ibérico y queso manchego.

Más información sobre el establecimiento, aquí.

La Guía Gastronómica de San Roque, aquí.