El vermut se llama Goyesco, y se han seleccionado extractos naturales inspirados en el entorno para confeccionarlo.

 

«Si el vermut y la manzanilla son dos de los grandes vinos de aperitivo más apreciados en el mundo, parece una buena idea juntar a ambos, aseguran desde Delgado Zuelta. Por eso, han lanzado al mercado un vermut nacido de la manzanilla.

El proceso de elaboración nace de una selección de botas de la solera de la manzanilla La Goya, la más reconocida de Zuleta y que recientemente ha cumplido su primer siglo desde su aparición, que sirven como vino base y que «le otorgan una vista singular en la categoría de vermús, con el característico color amarillo dorado propio de este vino sanluqueño».

En esta manzanilla maceran una selección de extractos naturales inspirados en la flora habitual de los espacios naturales del entorno de Sanlúcar, como el ajenjo o la genciana, entre otras plantas aromáticas, así como otros botánicos, entre los que se encuentran la corteza de naranja dulce y de naranja amarga. Desde la bodega se apunta que este proceso de maceración se realiza por separado, para obtener una extracción idónea de sabores y aromas.

Una vez que los botánicos ya han aportado al vino base sus nuevas notas, el vermut envejece en botas envinadas de manzanilla durante un mínimo de 6 meses, «redondeando así el ensamblaje definitivo entre el vino base y los aromáticos. De esta manera, este nuevo vermut Goyesco presenta un color amarillo brillante, y en nariz conserva el aroma punzante característico de la manzanilla, apareciendo notas florales y cítricas con matices almendrados. En boca es seco, intenso y equilibrado, dejando el punto de amargor propio del vermut, pero sin ser excesivo», apuntan desde la bodega.

El vino está disponible en botella bordelesa de 75 cl., con el tradicional tapón cabezudo de corcho, propio de los vinos de Jerez. El diseño de la etiqueta ha corrido a cargo del estudio gaditano Ideólogo, responsable del diseño de embalajes como los chocolates Pancracio o las tónicas Indi.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano