Nace un nuevo restaurante fantasma en Cádiz, en este caso la hamburguesería My Own Burger, que permite crear una hamburguesa a medida sin límites de ingredientes y con ‘tarifa plana’.

 

Se llama My Own Burger y es un restaurante fantasma, es decir, un establecimiento que sólo existe para pedir a domicilio. No puedes ir, sentarte y pedir. Pero lo que sí puedes es construir una hamburguesa o un perrito caliente a medida, con todos los ingredientes que quieras y con tarifa plana.

Tras esta iniciativa está un establecimiento que lleva años abierto en la capital gaditana y que ha diversificado su actividad gracias a esta iniciativa, que empezó a funcionar hace unas semanas.

Una de las hamburguesas. Imágenes cedidas.

El punto fuerte de la idea, como indica el nombre, es la personalización. Se parte de una hamburguesa de vaca seleccionada de diferentes tamaños (pequeña y doble) y en cuatro categorías en función de si lleva queso, baicon, la dos cosas o ninguna de ellas. Se elige una de estas combinaciones (por ejemplo, doble con queso) y, a partir de ahí, empiezan a seleccionarse los ingredientes adicionales que se quieran, sin límite (hay cerca de veinte) y con una tarifa plana. Sí sube la tarifa si se escoge de una selección de ingredientes que se consideran premium. Así, esa hamburguesa doble con queso nos va a costar 8,90 si le añadimos Mahonesa de kimchi y Lechuga, si no le ponemos nada más o si preferimos añadirle también tomate, cebolla, jalapeño, pimientos, pepinillos, setas confitadas…

Un perrito o hot dog.

Lo mismo se puede hacer con los perritos calientes, y la oferta del establecimiento se complementa con patatas fritas o asadas, boniatos fritos, ensalada americana de col y tequeños de queso.

Explican desde My Own Burger que trabajan con ingredientes seleccionados, con pan de una famosa panadería de la provincia, por ejemplo, patatas y boniatos naturales, salsas elaboradas por ellos mismos… La acogida que está teniendo esta iniciativa está siendo muy buena, hasta el punto de que se están planteando dar el salto a un restaurante presencial. De momento, los pedidos se hacen a través de la plataforma Uber (aquí). Tienen cuenta en Instagram.

Los restaurantes fantasmas cada vez tienen más implantación en Cádiz, y más concretamente en la capital, que aglutina a la mayoría. Tienes más información aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano