Conservas del Abuelo Paquiqui lanza un nuevo formato más pequeño a petición de los restaurantes, que quieren servir las latas directamente.

 

Conservas del Abuelo Paquiqui ha envasado sus caballas (en aceite de oliva virgen extra, en aceite de girasol y tomate frito) en un nuevo formato, más pequeño. Se trata de latas de 200 gramos, que han adoptado a petición de sus clientes en la hostelería que quieren servir a los comensales directamente estas latas. Y es que las conservas elaboradas en San Fernando se exportan a través de empresas como Gaditaun en Madrid y La Casa del Turrón en Canarias, que las distribuyen entre sus clientes del sector.

Además, explica Manuel Garcia Sierra, también es un formato pensado para las familias pequeñas, que pueden consumir todo el contenido una vez abierta la lata. De momento se han sacado en este tamaño las tres versiones de filetes de caballa, y para la próxima temporada se hará lo propio con la melva y el bonito del sur.

No es la única innovación con respecto al envasado de estas conservas isleñas: también han creado un estuche regalo, un cubo en el que cabe una lata de 1.200 gramos y tres ‘panderetas’ de 550. Se puede elegir entre las conservas de toda la gama, y para encargarlos hay que llamar al 618443862.

La imagen de este envasado también es de una empresa isleña, Las Cortes Impresión Digital, a la que han confiado el diseño de la marca.

Conservas Abuelo Paquiqui también ha ideado nuevas conservas, aunque sólo las elabora por encargo: se trata del atún rojo en lata pequeña y las ostras de Cádiz.

Las información sobre la conservera, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome