Casa Mercedes ha estado cerrado varios meses y ahora se reencuentra con sus clientes, mientras que el chiringuito inicia temporada.

 

Conil se anima cuando llega el calor: muchos establecimientos que cierran en invierno vuelven a levantar sus barajas. El caso más claro es el de los chiringuitos, que salvo excepciones, abren en primavera. Es el caso de Feduchy Playa, que ya esta funcionando.

Explica uno de los socios, Roberto Sánchez, que ha conservado la misma carta del pasado año, en la que destacaban atún y arroces, aunque con dos platos nuevos: poke de atún y salmorejo con morcilla de sangre y huevo. El establecimiento permanece abierto de 11:00 a 1:00.

Más cambios ha habido en el Feduchy del centro, donde sí ha cambiado la carta para introducir un concepto más «divertido». Destaca los bocaditos de chuleta, que son croquetitas con jamón y crema de queso payoyo, o los noodles con pluma ibérica, setas y puerros, entre otros platos de influencia internacional. Más información sobre Feduchy, aquí.

Otras reaperturas no vienen de mano de la nueva temporada estival. Casa Mercedes ha permanecido varios meses cerrados por problemas de salud. Ahora, una Mercedes Llacer ya repuesta ha vuelto a las cocinas con la misma filosofía: una carta cambiante, con productos de temporada y los platos que le apetece hacer. Más información sobre Casa Mercedes, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome