La forma de cultivarlas y la variedad hacen que las frutas estén ya maduras y con todo el sabor de la primavera.

 

La Cooperativa Las Virtudes de Conil ya está comercializando las primeras fresas de la temporada. Empezaron a recogerse ya en noviembre, antes de lo habitual, debido a los cambios en la forma de cultivo.

Explica Bartolomé Ramírez que las plantas que se cultivan en Conil provienen de Segovia y Ávila. Allí se tienen en tierra, de forma similar a la grama. Cuando los esquejes ahijan, los meten en macetas y así llegan a Cádiz, donde se plantaron en septiembre. Esto adelanta la cosecha, según calcula, unos quince días. Además, la variedad es temprana y las fresas se cultivan bajo plástico.

Las fresas que han empezado a recoger, según asegura el presidente de la cooperativa, están «exquisitas», dulces, como si fueran ya las de primavera. Se trata, recuerda, de frutos obtenidos en cultivos que se realizan «a mano», porque el tamaño de las explotaciones, de una hectárea o, a lo sumo, dos, no permite la mecanización.

Que la temporada sea temprana no significa que tenga que acabar pronto. Recuerda Bartolomé que hace dos o tres años las fresas llegaron también muy pronto, y aún así no hubo mucha diferencia en cuanto al final de la temporada. Explica que también se plantan fresas al aire libre, que serán las que tarden más en dar su fruto.

¿Has conseguido ya alguna fresa y estás buscando una receta? Aquí puedes encontrar algunas ideas para prepararlas. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome