La Posada de El Parral, en Benaocaz, ofrece guisos junto a platos más creativos en un ambiente «familiar y tranquilo» bajo la gerencia de Iván Quesada y Maite Sánchez.

 

Antiguamente fue un refugio, pero hoy este edificio de piedra situado en Benaocaz es una posada: La Posada de El Parral. Arriba, en la primera planta, hay cuatro habitaciones dobles con terraza, vistas y acceso a piscina. Abajo, una restaurante que lleva como bandera los productos de kilómetro cero.

El establecimiento es de Iván Quesada y Maite Sánchez; él se encarga de la cocina, y ella de la sala. Este gaditano se formó en La Taberna del Alabardero de Sevilla, y después recorrió mundo… hasta que le llegó la oportunidad de encargarse de este negocio, en 2015.

Quesada define la Posada como un sitio «familiar y tranquilo, merece la pena venir aunque solo sea para conocerlo». El restaurante cuenta con una terraza exterior con seis o siete mesas (en pandemia; en tiempos normales caben doce) y una sala con una capacidad similar presidida por una chimenea.

Los desayunos son sólo para los alojados en la planta de arriba, pero las comidas y almuerzos están abiertos a todos. El establecimiento se centra en los productos de proximidad; de hecho, ha llevado esto al extremo en la carta de vinos, que es amplia y con una selección cuidada… pero todos los vinos son de la provincia. De Jerez, de la Sierra, de Sanlúcar, de Trebujena… y hasta de Conil.

La chimenea del salón. Fotos cedidas.

También a la hora de comer pasa lo mismo: quesos de la zona, jamón de Vejer, verdura de Conil, carne retinta, atún de Barbate… con ellas elaboran unos platos que intentan diferenciarse de lo común en la zona. Lo más demandado es el Wok de verduras con arroz integral con pollo o secreto ibérico, así como la hamburguesa de retinto y pan elaborado por ellos mismos, aunque también ofrecen en carta Ensalada de queso de cabra caramelizada con vinagreta de sésamo y miel, Pollo Korma con arroz, Carrillera de jabalí en salsa a la pimienta y patatas fritas, Huevos fritos con patatas, queso parmesano y jamón serrano, Enrollado de tortilla con jamón y queso, Perrito caliente de salchicha blanca alemana con cebolla frita, Gajos de patatas fritas con salsa barbacoa, Lagartito y Secreto Ibérico a la Parrilla, y tablas de quesos y embutidos.

Esta carta se incrementa con las sugerencias del día, en la que destacan guisos más tradiciones, que son los que suelen tener más adeptos. Garbazos con cordero o  con chorizo de Mangana Macías de Benaocaz o Sopa de tomate.

Más información sobre el establecimiento aquí.

Pinchar para disfrutar de este chuletón