Ha sido realizada por un joven invidente de Puerto Real, Francisco Manuel Benitez Recio, que quiere de esta manera hacer más fácil disfrutar de la gastronomía a este colectivo

 

«Cuando nos lo planteó nos pareció una idea preciosa, así que no dudamos ni un momento en ponerla en marcha» señala Luis Callealta que, junto a su esposa, Rocío Mañá.

El pasado jueves Francisco Manuel Benitez Recio, 12 años y nacido en Puerto Real les entregaba en unos papeles especiales que permiten escribir y leer en Braille, el lenguaje especial de los ciegos, la carta del establecimiento.

«Nos ha venido muy bien porque tenemos clientes con problemas graves en la vista y así pueden acceder a la cartar comodamente».

No es la primera carta que elabora Francisco Manuel. Tan sólo tiene un dos por ciento de visión. Su madre, Mari Paz Recio señala que «una de las cosas que nos gustan es salir a comer y nos encontrabamos con el problema de que no podía leer las cartas, así que aprovechando que había aprendido a escribir en Braille se le ocurrió lo de ofrecer las cartas a los establecimientos».

Así, ya ha realizado más de cien para diversos establecimientos, la mayoría de la provincia de Cádiz. Aquí un reportaje sobre él

Horarios, localización, teléfono y más datos de Ciclo, aquí.