El restaurante gaditano especializado en productos de alta gama trae cortes de vaca rubia gallega con maduración extrema, una de las especialidades ahora de moda entre los carnívoros

 

Desde que el animal se sacrifica hasta que se sirve la carne en el restaurante pasan, al menos, dosciendos días, más de seis meses. En ese tiempo los chuleteros, enteros, sin cortar, permanecen en unas cámaras especiales que mantienen constantes humedad y temperatura lo que permite que las carnes se conserven en perfecto estado, aunque van adquiriendo sabores más profundos y también una textura más tierna.

En el mundo de los carnívoros se conoce como «maduraciones extremas» y es la última moda entre los aficionados a los chuletones. Salicornia, el restaurante de la calle Plocia de Cádiz, especializado en producctos de lujo ha estado madurando un chuletero de vaca gallega de 6 años durante 200 días en las instalaciones de la empresa Cárnicas Lyo, una firma especializada en vacuno de alta gama y con quien trabaja habitualmente Salicornia.

Ahora acaba de llegar al restaurante el chuletero. El establecimiento ha comprado el otro chuletero de la vaca pero a este lo someterá a una maduración de 300 días. Juan Höhr, el propietario del restaurante señala «lo empezamos a servir este fin de semana y lo tendremos hasta fin de existencias».

Las chuletas, que se sirven con su hueso, tienen un peso entre un kilo y 2,5 kilos de peso y su precio está a 150 euros el kilo.

Aquí un reportaje sobre Salicornia

Horarios, localización, teléfono y más datos de Salicornia, aquí

Más asadores de carne en la ciudad de Cádiz, aquí.

Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz
Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano