La venta cuenta con dos terrazas exteriores, dos salas, y una zona de 140 metros cuadrados para juegos infantiles. En lo gastronómico, repite la fórmula de cocina tradicional, aunque con más atención a las carnes.

 

El Bar Álvarez de Jerez inaugura el 8 de agosto su tercer establecimiento: se trata de una venta que está situada en la carretera de Caulina, y que hasta ahora había sido el asador La Boheira, y anteriormente, la venta Los Llanos.

Este establecimiento cercano a Guadalcacín cuenta con dos salas (una para hasta 90 personas y otra para otras 40, aproximadamente), además de dos terrazas exteriores. Además, tiene una gran zona destinada a los juegos infantiles: 140 metros cuadrados con castillos hinchables, parques de bolas y camas elásticas, unas instalaciones muy demandas para eventos como los cumpleaños.

El propietario, eligiendo las carnes gallegas para el establecimiento. Fotos cedidas.

El propietario, eligiendo las carnes gallegas. Fotos cedidas.

En lo gastronómico, continúan con la línea de comida tradicional del Bar Álvarez y la Casa Álvarez, aunque aquí prestan una especial atención a las carnes: ofrece de vaca rubia gallega, retinta… También cuentan con pescados de la Bahía y, según explica el propietario Jesús Orozco Álvarez, «todo es fresco. Aquí no entra nada congelado». En la Venta Álvarez no faltarán los chicharrones por los que es conocida la casa, y también servirán desayunos: el horario de apertura va desde primera hora de la mañana hasta la medianoche.

La carta arranca con entrantes en formato tapa, media ración o ración: desde croquetas a tortilla, pasando por ensaladilla, mojama o queso. Hay ensaladas y montaditos, los pescados de la Bahía -tanto fritos como a la plancha- y los guisos caseros. Aquí se incluyen las albóndigas en salsa o en tomate, la tapa de volaores-otra de la especialidades del bar- huevos a la flamenca, rabo de toro, atún encebollado, mollejas y medallón de carrillada al oloroso. Después vienen las carnes, a a plancha y a la brasa, gallegas o gaditanas retintas, el menú infantil y los postres.

El predestinado tercer establecimiento

En mayo de 2018 abría sus puertas Casa Álvarez en la Avenida de la Universidad, el segundo establecimiento de Jesús Orozco tras el Bar Álvarez de la Ronda de los Viñedos. Este primero, muy conocido por los chicharrones que elaboran a diario, ya se había quedado pequeño para la demanda que tenía. Ahora, y al tiempo que arreglaban la venta para abrir, lo han remozado. Lo que se queda igual, explica Jesús, es la carta.

Ahora, en la venta, habrá más espacio para celebrar eventos de todo tipo, para desayunar o probar las carnes. El edificio, curiosamente, antes de ser de los propietarios del asador, era de un Jesús Álvarez. Toda una premonición.

La vitrina de la venta.

Carnes en la vitrina de la venta.

Dirección exacta y más datos aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome