El Laurel, un restaurante ubicado en esta población serrana, ha realizado su nueva carta en piel y con forma de silueta de cuero, una idea que surgió de su participación en el concurso Chef Sierra.

 

 

Desde la semana pasada, la carta del restaurante El Laurel de Ubrique tiene forma de silueta de cuero y está elaborada en piel. Miguel Rosado ha aprovechado el cambio de carta para hacer realidad una idea que se le ocurrió durante su paso por el concurso Chef Sierra de Cádiz y que pretende homenajear a la primera industria de la localidad serrana.

Rosado ganó la edición de 2021 del concurso en la categoría de responsable de sala (lo puedes ver aquí). Durante el certamen, presentó ante el jurado un mantelín donde figuraban los platos que se servirían… y pensó que sería buena idea hacer lo mismo con la carta del restaurante.

No ha sido fácil. Había que encontrar una tinta que durara y también una piel que aguantara el uso propio de una carta. Al final, lo consiguió, aunque la piel no es natural, sino sintética. El diseño es de Juan Poley y las cartas han sido realizada por la empresa de impresión en piel Pileus.

La nueva carta. Imágenes cedidas.

Rosado está muy satisfecho con el resultado de una carta que es «un pequeño homenaje al sector más importante de Ubrique, con el que hemos querido unir gastronomía y artesanía de la piel». Al pie se puede leer esta frase firmada por el propio Rosado: «Ubrique es la cuna de los mejores artesanos del mundo. El mimo, dedicación y buen hacer de sus manos son inspiración para la elaboración de nuestros platos».

La carta no es el único elemento que rinde este homenaje en el restaurante: los mantelines también son de piel.

Además, aparte del formato también se han realizado algunos cambios en la carta. Se incorporan platos nuevos, como el Tataki de atún con quinoa y verduras encurtidas, la Lubina al papillote y las Mollejas de cordero al Erytea (un vino de Barbadillo) con cítricos. Eso sí, los cambios no han afectado a un clásico de la casa, que permanece en la oferta fija del establecimiento desde hace ocho años: el Payoyito de El Laurel. Se trata de una base de pan con champiñones salteados, huevo de campo crema de quesos, patatas paja y Pedro Ximénez.

Más información sobre el establecimiento, aquí. 

¿Quieres saber más sobre Ubrique? Aquí tienes su Guía Gastronómica. 

Y a continuación, un vídeo con un recorrido desayuno a desayuno:

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz