La Venta Castora en El Portal, entre Jerez y El Puerto, ofrece unos desayunos muy cuidados y desde las seis de la mañana

 

Todas las mañanas llegan, desde la panadería El Portal, situada a pocos metros, unas grandes teleras de dos kilos realizadas con harina de centeno. Son la seña de identidad de la Venta Castora, situada en El Portal, una pequeña población con un gran polígono industrial adosado, situada entre Jerez y El Puerto de Santa María.

Victor Israel Caro, 45 años y Mari Carmen Castro, 46, las cortan a rebanás generosas, como de 3 centímetros de  gordas. Pasadas por la tostadora están de escándalo.

Vista exterior desde el aparcamiento. Foto: Cosasdecome

Pero no es la única «atracción tapatológica» que ofrece esta venta situada a pie de carretera y con aparcamiento propio, como mandan los cánones venteros de la provincia de Cádiz. Para untarle a las rebanás tienen aceite de oliva virgen extra sin filtrar que traen de la cooperativa Los Angeles de Montellano (Sevilla) aunque la atracción principal son una mantequilla de vaca que elaboran ellos mismos, así como la manteca colorá. Se puede también solicitar un desayuno «compuesto» y además de la manteca te ponen un platito con chicharrones que elaboran en el establecimiento.

Las rebanás de pan de centeno, especialmente con mantequilla o con manteca colorá, elaborada en la venta. Foto: Cosasdecome

En el sitio también preparan una carne mechá que es otro de los atractivos del sitio. Israel señala que utilizan «la receta de mi madre, Carmen Chaves, que guisa muy bien y que le hace una salsita muy rica. Lleva un poquito de vino pero la receta no te la voy a decir porque está muy trabajada y tiene sus secretillos» comenta.

La carne mechá te la ponen en unos panes entre el mollete y la chapata y que tuestan con la carne mechá y su salsa dentro con lo que el pan se impregna del líquido y resulta de lo más jugoso. También la sirven con las rebanás de pan, aunque en este caso la salsa la ponen al lado en un cuenco.

La carne mechá. Se puede tomar en bocadillos con salsa. Foto: Cosasdecome

El último atractivo de los desayunos son bocadillos que hacen «arrejuntando» varios ingredientes. El más famoso el «Castora» que lleva dentro del pan pollo a la plancha, huevo frito, tomate y jamón. La cosa se complementa con un café de bastante calidad. El grano se muele al momento y utilizan leche fresca para el café con leche.

El sitio abre a las seis de la mañana y cuenta con una pequeña terraza, además de un amplio comedor donde, luego, al mediodía, ofrecen también tapas y platos, además de menú del dia. La comida tradicional es el principal atractivo de la venta. En este sentido Israel señala que «lo que más pide la gente son los guisos de carrillada, de cola de toro, la berza o las tagarninas esparragás». Tras el almuerzo, a las seis de la tarde, cierran, por lo que no dan cenas.

El comedor. Foto: Cosasdecome

La Venta Castora la fundaron Israel y Mari Carmen en 1999. El nombre es en honor al padre y al abuelo de Israel. Su padre, Victoriano Caro, ya jubilado, era panadero en la vecina Venta El Portal donde elaboraba el pan de centeno que tienen en la venta. A Victoriano se le conoce con el apodo de «Castora», ya que su padre también tenía este mote, que hace referencia a un vaso de vino con este mismo nombre que se utiliza en Trebujena y Sanlúcar.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la Venta Castora, aquí.

…Y además

La Gran Guía de los desayunos de la provincia de Cádiz

Jerez: De La Carmela a la pringá

Ventas en Jerez

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano