Gastrológico de Cádiz acogerá en verano a niños de entre 8 y 14 años a los que enseñará a cocinar, y también a planificar el plan de comidas semanal o a velar por la seguridad en la cocina.

 

Gastrológico de Cádiz pondrá en marcha este verano un proyecto en el que están especialmente ilusionados: un campus dirigido a niños de entre 8 y 14 años, en el que conseguirán conocimientos básicos de cocina y una idea real de lo que supone para sus padres el poner todos los días un plato caliente encima de la mesa. Una enseñanza que, según espera Pablo Mariñas, les llevará a ser más colaboradores en sus casas cuando llega la hora de comer.

La iniciativa se desarrollará del 27 de junio al 4 de septiembre. Cada campus dura 5 días y los grupos son reducidos, para 12 niños. Se desarrollará en Gastrológico, en la calle Sociedad de Cádiz (cerca del colegio San Felipe Neri). Los niños, ataviados con sus delantales, se enfrentarán a 20 horas de aprendizaje cocinilla: las clases son de 11:00 a 15:00 horas.

Lo primero, tras las presentaciones, es la seguridad. Manejar el cuchillo con seguridad es una asignatura pendiente de muchas personas, adultos incluidos. Es lo primero que se enseña a hacer en todos los talleres que imparten en este centro, y de hecho parece ser una materia tan desconocida que Pablo ha acabado haciendo un vídeo tutorial y publicándolo en sus redes sociales. Tras las nociones básicas sobre cómo trabajar y moverse en un sitio donde hay filos cortantes y aceite y superficies calientes, comienza la primera clase: sopas frías divertidas, rollitos de primavera caseros al horno y «otra forma» de comer fruta. En las elaboraciones habrá margen para la creatividad de cada pequeño cocinero, explica Pablo. Al final de cada jornada siempre hay una degustación y se les entregan las recetas, de forma que puedan elaborar un dossier con lo aprendido.

Martes. Esta vez, la charla es sobre cómo organizar un menú semanal equilibrado. Aquí, los pequeños podrán entender el esfuerzo de organización y previsión que supone que la comida llegue a la mesa cada almuerzo y cena. La idea es que aprendan a ser conscientes del proceso de su propia alimentación y, una vez en casa, se impliquen en ella. A lo largo del campus no sólo aprenden a cocinar, sino también otras tareas imprescindibles de las que se pueden encargar en el hogar, como poner la mesa. Ese día, el martes, los jóvenes chefs elaborarán ensaladas, guiso de patatas con carne, y batido de plátano y fresa.

El tercer día, la charla ahondará en cómo organizar un menú semanal equilibrado… Otra lección fundamental. Los platos a elaborar serán ensalada de pasta, macarrones con salsa boloñesa y queso y helados saludables.

El programa. Pulsa en la imagen para verla más grande y descargarla.

El jueves toca paella… y salida. Esta vez no hay charla, sino una visita al Mercado Central de Cádiz. Los alumnos del Campus se distribuyen en distintos equipos porque cada uno se encargará de elaborar una parte del plato y tendrán que comprar los ingredientes necesarios. Unos harán el caldo, otros el sofrito… El viernes, último día, la charla se centra en los postres saludables, y en la cocina se elaborarán mini chapatas variadas, bizcocho de yogur y pastas rellenas.

Una vez finalizado el campus, que Gatrológico organiza en colaboración con G&T Cádiz, cada participante recibirá un título acreditativo.

La idea, explica Mariñas, está teniendo muy buena acogida y nada más anunciarlo ya ha habido reservas… incluso hay algún niño que participará más de una semana.

El precio es de 160 euros, y las reservas se pueden hacer por internet (enlace aquí). También se puede conseguir más información llamando a los teléfonos 633830797, 699059809 y 697931112.

Más sobre Gastrológico, aquí.

El Desafío Wellington

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz